Movistar: mejores ingresos, pero balances siguen a pérdida

De acuerdo a la presentación de resultados correspondientes al segundo trimestre del 2021, Telefónica del Perú tuvo un mejor desempeño y elevó sus ingresos en los diversos segmentos de mercado en los que participa, pero aún no tiene un reporte de balance en azul, debido principalmente a efectos de sus controversias con la Sunat.

Según informaron a sus inversionistas, al cierre del segundo trimestre del 2021, reportaron ingresos por S/1.729 millones, lo cual es 16% más de lo reportado en el mismo periodo del año pasado, al inicio de la pandemia, y 5,5% más respecto al primer trimestre del 2021. En el segmento fijo – internet, telefonía fija y tv paga – el alza interanual fue de 2,1% mientras que en el móvil fue de 45,2%.

Las mejoras en el segmento móvil se han explicado tanto por mayores ingresos en el segmento pospago como en prepago, además de una fuerte recuperación en la venta de equipos. Según el reporte, Movistar incrementó en 986,6% las ventas de terminales frente al mismo periodo del año pasado, gracias a la reapertura de los locales comercial del país y la eliminación de restricciones al libre tránsito que primó durante el segundo trimestre del 2020.

Sin embargo, el resultado de la operación de la empresa reporta una caída de – S/ 230,5 millones debido a mayores gastos administrativos y el “plan de retiro voluntario” del personal. El resultado neto, incluyendo gastos por impuestos es de –S/1.170 millones. Esto se explica en buena medida por los ajustes en la provisión contable por sus controversias con la Sunat. A nivel semestral, la pérdida es de – S/ 862 millones.

Entre los logros del periodo, el operador cita que Internet para Todos, empresa creada junto con Facebook, CAF y BID Invest, cumplió dos años y ha logrado conectar a 4G a más de 2,2 millones de peruanos en zonas rurales. También destacan que redujeron en 78% su huella de carbono y dieron 21 líneas móviles ilimitadas a 21 organizaciones de impacto social.

Sube 10% la contratación de internet en el hogar por pandemia

Según el último reporte del el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), en el primer trimestre del 2021, el 66,8 % de la población de 6 y más años de edad accedió a internet, incrementándose en 6,5 puntos porcentuales en comparación con similar trimestre del 2020. El mayor incremento se dio en al ámbito rural, donde se pasó de 23,8% a 34,4%.

A nivel hogares se tiene, también según INEI, que el 47,1% tenía acceso a internet a marzo del 2021, lo cual es siete puntos porcentuales más de lo reportado en el mismo periodo del 2020. El alza, sin embargo, es superior al 10% si comparamos las cifras con el mismo trimestre del 2019 (36,7%), es decir antes de la pandemia.

A raíz de las medidas dictadas para evitar los contagios en marzo del 2020, se hizo evidente la necesidad de contar con el servicio de internet para atender la educación a distancia o el trabajo remoto. Muchos hogares que no tenían contratado el servicio lo hicieron ni bien tuvieron los ingresos necesarios y eso se vio reflejado en las cifras reportadas por el INEI.

El alza fue mucho más pronunciada en el área rural, por tratarse de una zona con menor nivel de penetración del servicio. Antes de la pandemia (2019) se tenía apenas el 3,7% de hogares conectados. Para marzo del 2020 ya se había subido a 5,9%. El gran salto – más del doble de penetración ganada – se ha experimentado para este año. Los reportes permiten observar que ya el 13,2% de dichos hogares cuenta con internet a marzo del 2021.

En el primer trimestre del 2021 se observó también un alza importante en el segmento de menores de edad, quienes deben asistir a las clases en forma virtual. El 51,9 % de la población de 6 a 11 años de edad accedió a internet en dicho periodo, lo cual refleja un alza de 15,7 puntos porcentuales frente al 36,2% del año pasado.

El celular es el rey: En el trimestre enero-febrero-marzo del 2021, INEI reportó que, del total de la población usuaria de internet, el 88,5% lo hace a través del teléfono celular, el 16,7% desde una laptop, el 14% accede de una computadora, el 2% utiliza una tableta y el 7,9 % emplea otro dispositivo, como un smartTV. 

Accesos a Internet desde el celular siguen al alza

Según el último reporte del Osiptel, el primer trimestre del año se continuó con la tendencia de incremento en el uso de los teléfonos para acceder a Internet. Al cierre del 2020 se había llegado a 25,82 millones de líneas móviles con acceso a Internet desde el celular. Para marzo del 2021 la cifra subió a 26,66 millones.

El 2020, como consecuencia de las medidas dictadas para contener la pandemia, se paralizó la mitad de la actividad económica del país y se restringió la comercialización, lo que originó una caída en la cantidad de líneas móviles activas. En el segundo trimestre del año pasado se llegó a bajar hasta 22,43 millones, pero en la segunda mitad del año se recuperaron los más de dos millones de líneas perdidas e incluso se superó en un millón la cifra registrada al cierre del 2019 (24,69 millones).

A nivel de participación de mercado, en este segmento el líder en número de teléfonos con conexiones a Internet es Claro con un 35% (9,1 millones de líneas), seguido de Movistar con 32% (8,5 millones). Entel (17%) y Bitel (16%) mantienen su nivel como retadores en tercer y cuarto lugar, respectivamente. Una participación dinámica y creciente, pero aun muy pequeña, poseen los operadores sin red (OMV), que han sumado hasta marzo 18 mil líneas en el caso de Cuy Móvil y 76 mil en el de Flash.

En el caso de las líneas móviles que acceden a Internet desde otros dispositivos (no teléfonos, sino USB o similares) también se mantuvo la tendencia creciente, llegando a un total de 410 mil, una cifra superior a todo lo registrado desde el 2014. En ese segmento el líder de mercado es Entel con el 75,38% de líneas, seguido por Claro con 9,71% y Telefónica 8,95%.

Si sumamos las líneas móviles que acceden desde el celular con las que lo hacen desde otros dispositivos tenemos un total de 27 millones de conexiones móviles a Internet, cifra superior a lo registrado al cierre del 2020 (26,1 millones) que refleja la alta demanda de servicios que ha generado la “nueva normalidad”.

Red Dorsal: mal cálculo ha costado US$166 millones

Durante la audiencia realizada en mayo para exponer las razones del Estado para resolver, por interés público, el contrato de concesión con Azteca por el mantenimiento de la Red Dorsal, participó como Luis Fernando Castellanos Sánchez, director general de la Dirección de Programas y Proyectos de Comunicaciones del MTC. En su exposición se recordaron algunos datos sustanciales sobre el sobrecosto que esta red está generando al país.

El Estado tiene hasta el 17 de julio (60 días calendario luego de la audiencia) para emitir la resolución del contrato. También podría dar marcha atrás y no hacerlo si considera que el argumento de interés público no está lo suficientemente sólido. O invocar otra causal, como incumplimiento de contrato, si es que tuviera pruebas de, por ejemplo, falta de abono de la carta fianza o uso indebido de la red.

(Presentación del MTC)

Sea por una u otra razón, todos los expertos del sector coinciden en que la red está subutilizada, lo cual está costando demasiado dinero al país y no es sostenible el modelo actual en el tiempo. Las cifras expuestas por Castellanos fueron contundentes: solo se usa el 3,2% de la capacidad instalada y los ingresos que obtiene la red apenas cubren el 7,7% de los costos asumidos por el Estado, los cuales bordean unos US$25 millones anuales.

Los 23 clientes o usuarios de la citada red han generado una demanda, en el 2020, de 16,10 (Gbps – mes) lo cual está muy por debajo de los 241 (Gbps – mes), proyectados para el 2020 a partir del Modelo Económico Financiero de
la Concesión. Si hay un cálculo mal hecho, bajo premisas equivocadas o expectativas demasiado optimistas, es ese: se han realizado pagos por un total de US$279 millones por inversión, operación y mantenimiento entre el 2015 y el primer trimestre del 2021, lo cual es US$ 166 millones más de lo previsto.

Las imágenes pueden servir mucho mejor para entender lo qué ha sucedido. En estos dos gráficos se puede apreciar, de una sola mirada, la pérdida que está teniendo – y tendrá – el Estado. Para el 2020 se esperaba tener ingresos y ganancias. En vez de eso se tienen pagos por mantenimiento que se suman al pago de la obra en si. Como se recordará, en este proyecto el Estado realiza dos pagos: uno por mantenimiento anual de la Red y otro como la cuota de pago por lo invertido para montarla (valorado en US$228,4 millones a recuperar a lo largo de toda la concesión). Se suponía que para el 2021 solo había que pagar ese segundo monto.

A todos estos problemas se suma el hecho de que este año, en septiembre, se debe definir una nueva tarifa a cobrar a los clientes por el uso de la Red Dorsal. La mala noticia es que no se calculará a la baja, sino que podría elevarse en 900%. Esto ocasionará que se sigan perdiendo clientes y hará más difícil reducir el gasto que está asumiendo el Estado por mantenerla sin aprovecharla.

Visto en números, no existe argumento alguno para mantener el status quo. ¿Cuánto se podría estar haciendo con esos, en promedio, US$25 millones anuales para llevar realmente internet a los distritos más alejados? Es cierto que se necesita tener listas las Redes Regionales, valoradas en casi US$2 mil millones, que se enlazan a la Red Dorsal, y montada la Rednase, es decir conectadas todas las instituciones públicas, para sacarle provecho. Pero no podemos emplear otros cinco años más con un exceso en el presupuesto para esperar tener toda la red lista.

TV de pago: ¿un mercado en evolución?

Hasta el 2018 el mercado local de TV de pago tenía una década con una curva ascendente. Ese año se llegó al máximo de 2,1 millones de conexiones formales, aunque se calcula que pueden existir un millón más de conexiones pirata o informales. Desde entonces se ha iniciado una curva descendiente que nos ha llevado a cerrar el 2020 con casi el mismo nivel de clientes registrados en el 2017 (1,9 millones), según el registro de Osiptel.

Para el primer trimestre del 2021 se mantiene la tendencia a la baja. El reporte del regulador señala que tenemos 1,940 millones, lo cual es siete mil menos que lo registrado en diciembre del 2020 (1,947 millones). La explicación está en buena medida en el alza de contratación de nuevas alternativas de acceso a videos y series vía Netflix, HBO Go, Disney+, y similares reportada en los últimos dos años.

A nivel de operadores, el liderazgo y participación de mercado se mantiene. Movistar ha ido reduciendo su cuota, pero muy poco si lo comparamos con lo que sucede en otras categorías en las que opera, como la telefonía móvil. En el primer trimestre del 2021 Movistar tuvo 63,13%, apenas dos puntos menos de lo que tenía en el primer trimestre del 2018 (65,43%). Claro TV paso de 9,45% a 8,89% en el mismo lapso mientras que DirecTV elevó su presencia, pasando de 14,42% a 19,09%.

Si observamos el tipo de tecnología empleada, veremos que se ha mantenido una proporción semejante de usuarios de conexión vía cable frente a una menor cantidad de conexiones satelitales. Eso sí, cada tecnología tiene sus propios líderes de mercado. En Tv por cable Movistar tuvo el 76,8% del cuota, seguido de Claro con 11,24%, mientras que en la señal satelital DirecTV alcanzó el 74,18% y era seguido por Movistar con 23,72%.

La evolución ha sido indispensable. Todos los grandes operadores han optado en estos últimos años por adaptar su oferta comercial a las nuevas tendencias de consumo en línea. Se empezó por incorporar el pago en la factura y luego permitir el acceso a la señal de Netflix en los decodificadores de Tv de pago. Además, ellos mismos han lanzado la opción de acceder desde cualquier dispositivo conectado a Internet al contenido que antes solo se accedía desde el televisor. Movistar y DirecTV tienen estas alternativas para sus clientes, al igual que Claro, quien acaba de relanzar su oferta, unificando sus servicios de acceso al video para un múltiple acceso desde cualquier dispositivo en línea.

¿Existen otras vías para resolver el contrato con Azteca por la Red Dorsal?

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) publicó el 16 de marzo de 2021 un aviso en El Peruano que daba inicio al procedimiento de resolución del Contrato de Concesión del Proyecto “Red Dorsal Nacional de Fibra Óptica” con Azteca por razones de interés público. Se estableció un cronograma que incluía una audiencia pública, realizada el el pasado 17 de mayo.

En dicha audiencia tuvo oportunidad el MTC de presentar las razones jurídicas que sustentaban su postura y también participó Azteca, quien señaló que se irán hasta el CIADI para demandar al Estado por esta causa. También participaron expertos del sector, quienes dieron sus perspectivas sobre el tema.

Luis Montes, ex jefe del Fitel, dijo que la Red Dorsal sí valió la pena, porque se redujeron los precios de transporte de datos del mercado peruano (de US$150 se ha pasado hasta US$5) y el Estado se ha ahorrado US$1200 millones en los últimos siete años. No obstante, recalcó que es urgente un análisis técnico, legal, administrativo, económico y financiero, de como está la RDNFO, esto significa hacer una “Due Dilligence”. Luego se debe hacer un “Take Over”, de tal manera de recibir en forma ordenada la RED.

Montes dijo que es necesario un cambio institucional para llevar adelante esta red, con la visión del manejo de la Transformación Digital, lo cual puede implicar convertir el actual viceministerio de comunicaciones en un ministerio o agencia, para darle más fuerza. Además recomendó que se una a las redes regionales con la Red Dorsal en un solo paquete (sumarían 40 mil km de fibra a nivel nacional) que atienda a todo el sector público (Rednace) con tarifas vigentes en el mercado privado. Como ya se amortizó US$109 millones al costo de la red no será tan alta la liquidación a pagarle a Azteca y se estaría libre para buscar otro operador privado o administrarlo desde el mismo Estado, según se decida.

Pero, ¿es o era esta la única salida al contrato de la Red Dorsal? En la audiencia los representantes de Azteca recordaron que se pasaron dos años tratando de llegar a un cierre por mutuo acuerdo. MTC también mencionó los intentos de llegar a lo que podríamos llamar un divorcio amistoso. No fue posible. Azteca al final de esas negociaciones propuso un cierre que MTC no acepto, y viceversa.

*Entre el 2015 y 2020, el Estado realizó pagos por un total de US$ 265 millones por retribuciones de inversión, mantenimiento y operación de la Red Dorsal.

El Contrato suscrito con Azteca en junio del 2014 establece como causales de cierre, además del interés público que se ha convocado, los incumplimientos por parte del operador. Si no entregaba a tiempo la obra, por ejemplo, o cedía (alquilaba) a terceros parte del uso de la red sin respetar las reglas establecidas en el documento. Entre estas razones está también el tema de no reponer la garantía que se depositó (carta fianza) en el plazo acordado si es que hubo disposición de ella.

En el sector hoy corrió un rumor en torno a uno de los arbitrajes que se ha desarrollado ente MTC y Azteca, el cual ganó al Estado peruano y obliga al operador a pagar el dinero para comprar los terrenos en donde iban los nodos. La norma dispone que el Estado solicite el citado monto (calculado en US$9 millones, según fuentes que prefieren mantener el anonimato) al Banco en donde está la Carta Fianza y el operador debe reponer ese dinero en el plazo estipulado. Si Azteca no paga o repone ese dinero, sugieren que se podría anular el contrato, ya no por interés público, sino por esta falta del operador. Esa sería otra salida menos costosa y dolorosa para el país, que según los cálculos de los expertos, implicará el pago de US$84 millones solo por la construcción de la red, más todos los gastos que implicará ir hasta el CIADI para defenderse.

Telefonía móvil: un mercado que se recupera, de a pocos

El primer trimestre del 2021, pese a que continuó la pandemia por la Covid-19, el mercado de telefonía móvil entró en un proceso de recuperación, tanto en las ventas de equipos como en recargas de saldo prepago. Tal como se pudo apreciar en los reportes financieros de los operadores que cotizan en bolsa, los ingresos mejoraron frente al año anterior y eso mejoró el nivel de ganancia.

En el caso puntual de Movistar, mantuvo su tendencia decreciente en ingresos operativos (ventas) pero logró recuperar su primer lugar de participación en número de líneas contratadas. En el tercer trimestre del 2020 Movistar había llegado a un empate técnico con Claro, pero logró desempatar para el cuatro trimestre de ese año y ha mantenido más de dos puntos porcentuales de diferencia con ellos en el primer periodo del 2020.

A nivel de total de líneas, el mercado ha mostrado una leve recuperación. El 2020 cerró en 39,36 millones de líneas, lo cual era unas 500 mil líneas menos que lo reportado en el 2019. En el 2021 se ha empezado el año con un primer trimestre al alza, llegando a un total de 40, 04 millones, superando incluso lo registrado en el 2019.

La caída del 2020 estuvo explicada por las limitaciones comerciales y la reducción de ingresos que generaron las medidas para controlar la expansión del virus. En su momento más crítico – el segundo trimestre del 2020 – se llegaron a desactivar muchas líneas que fueron reactivadas en la segunda mitad del año.

Los operadores pequeños también registraron un mejor comportamiento este verano. En la actualidad hay dos jugadores que alquilan la red de terceros – OMV – que compiten por un nicho pequeño de mercado. Se trata de Flash y Cuy Movile. En el caso del primero ha pasado de tener un 0,05% de la torta en a mediados del 2020 a un 0,35% al cierre de dicho año y 0,36% en el primer trimestre del 2021. Cuy Movile también ha crecido, pasando de 0,03% en diciembre del 2020 a 0,05% en marzo del 2021.

Caso de redes regionales de Cajamarca, Piura y Tumbes rumbo al CIADI

Según una investigación realizada por la periodista Carla Cristina para Eyboricua.com, la controversia legal que mantiene el gobierno peruano con la compañía Quanta Services Inc. por el incumplimiento contrato de las redes regionales de fibra óptica de Cajamarca, Piura y Tumbes ya partió al CIADI.

Quanta Services Inc es la matriz de Quanta Services Puerto Rico, una de las empresas que forman parte del consorcio LUMA Energy, quien en dicho país ha firmado contratos similares para redes de fibra. En el Perú ganaron en el 2015, como parte de Redes Andinas de Comunicaciones S.R.L., dos proyectos: el de Cajamarca y el de Piura/Tumbes.

La compañía Redes Andinas inició en mayo del 2019 una demanda de arbitraje ante la Cámara de Comercio Internacional (CCI) contra el gobierno de Perú porque consideraban que se rescindió el contrato de manera indebida. En mayo del 2020, inconformes con el devenir de la controversia, la filial holandesa de Quanta entregó al gobierno peruano una notificación oficial de disputa derivada de la terminación de los contratos y actos relacionados que atribuye en su totalidad a Pronatel (MTC), informó la periodista.

Los perjudicados con el retraso en el montado de las redes de fibra en el norte (Piura, Tumbes y Cajamarca) son los niños de las zonas rurales a donde no llega Internet para acceder a Aprendo en Casa.

El artículo señala que, “según el Informe Anual de 2020, presentado en 2021 y en el que Quanta actualiza el estatus de las controversias entre su subsidiaria Redes Andinas y la entidad pública peruana Pronatel, en diciembre de 2020, la empresa presentó una solicitud para iniciar un procedimiento de arbitraje contra Perú ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), quien registró la solicitud en enero de 2021″.

La empresa considera que no se ha cumplido con un trato justo ante la inversión realizada en el país y se “expropió efectivamente la inversión de la filial en Redes Andinas y el proyecto”. Además de pedir compensación por daños y perjuicios, buscan compensación por todos los gastos que involucra el costo del arbitraje.

Como se recordará, el contrato fue resuelto el 22 de abril del 2019 porque no se pudo solucionar los impases técnicos ni se cumplió con las fechas de entrega, tal como establecía el contrato y pese a las múltiples adendas firmadas para ampliar los plazos en hasta 32 meses. Los nodos desplegados hasta esa fecha no estaban registrados ni los acuerdos de interoperabilidad con las empresas de energía firmados, lo que hacía imposible entregar la obra al Estado.

Los proyectos regionales de Cajamarca, Piura y Tumbes, se encuentra en proceso de reformulación debido a la citada resolución de contrato por incumplimiento. En la actualidad el MTC sostiene que se están tomando las acciones necesarias para seleccionar a la empresa que se hará cargo de la ejecución de dicho proyecto.

P.D. El artículo completo “Advierten al gobierno de Puerto Rico sobre LUMA” está aquí.

Azteca no está de acuerdo con resolución de contrato de la Red Dorsal

La semana pasada se llevó a cabo la audiencia pública en donde se presentó la propuesta de resolución del contrato de la Red Dorsal. El MTC (Ministerio de Transportes y Comunicaciones) convocó esta reunión en la que Azteca expuso su perspectiva del problema y reafirmó no estar de acuerdo con una resolución por interés público.

En Azteca consideran que se le debería dar a ellos las mismas condiciones de precio y flexibilidad que se planea dar al nuevo concesionario cuando se cierre el contrato con ellos. Además consideraron que, mientras no esté creada o activa la Rednace, el problema de cubrir la demanda estatal de transporte de datos seguirá latente.

Cuando se diseñó el proyecto de la Red Dorsal, explicaron, se propuso que el consumo de la misma estaría dado por dos tipos de usuarios: los operadores privados de telecomunicaciones (telefonía, tv paga, internet) que atienden provincias y el tráfico que generaría la Rednace, es decir una red dedicada a atender a todos los servicios públicos (comisarías, municipios, colegios estatales). Dicha red, luego de casi nueve años, sigue sin existir y cada entidad pública contrata al operador privado que le ofrezca mejores tarifas y servicios.

Si solo se usa el 3,2% de la red en la actualidad, señalaron en Azteca, es porque MTC no cumplió con lo previsto y ninguna entidad estatal utiliza la Rednace. Ellos aseguraron que sí cumplieron con todas sus obligaciones desde que se firmó el contrato.

Era una obligación del Estado, desde el 2012, crear una red nacional que permita a distintas instituciones publicas enlazarse para brindar servicios a los ciudadanos. Debió estar lista en el 2016 cuando la Red Dorsal entró en operación, comentaron desde Azteca. “Esa es una falta del Estado” que les permitirá demandar al MTC ante el CIADI, lo cual le puede costar al Perú hasta US$175 millones, afirmaron.

La audiencia completa está disponible en este enlace. Y las presentaciones de los participantes aquí.

Entel reporta un alza del 26% en sus ingresos móviles en el verano

Pese a que en febrero se implementaron restricciones a la movilidad dirigidas al sector minorista, la mayoría de sectores productivos continuaron operando en el país y no se sintió un impacto comercial fuerte en el sector telecom, algo que sí se percibió en el segundo trimestre del 2020, cuando se impuso una cuarentena más estricta.

Debido a ello, los operadores obtuvieron resultados financieros positivos durante el verano. En el caso de Entel, según informó a sus inversionistas, la base de clientes se elevó 10% comparado con el mismo periodo del año pasado y los ingresos móviles se elevaron 26%. En el caso de las ganancias menos impuestos (Ebitda orgánico) el alza interanual fue de 30%.

“La industria móvil continuó avanzando hacia los canales en línea y digitales para compensar las restricciones físicas a las tiendas. Las ofertas se basaron en la portabilidad, las segundas líneas y la adición de redes sociales gratuitas adicionales [Telegram y Signal]”, informaron.

Entel cerró marzo con 9,17 millones de clientes, de los cuales 5,39 millones son prepago, lo que refleja un alza interanual de 4% en dicho segmento. Además, la cuota re recarga creció de forma constante, lo que refleja una recuperación en el consumo. No obstante ello, el gasto promedio por usuario bajo cinco puntos porcentuales, pero sobre todo por el peso del menor gasto en el segmento pospago.

Durante marzo se lanzaron nuevos servicios 5G, incluyendo una mayor velocidad (hasta 50 Mbps), lo que permite una mejor conectividad y más dispositivos conectados. El servicio estaba disponible en algunos distritos de Lima, Arequipa, Lambayeque y La Libertad que abarca alrededor de 70 mil viviendas, además de la infraestructura existente que abarca 1.7 millones de viviendas cubiertas.

El grupo también obtuvo un buen resultado financiero en Chile. Según Diario Financiero, la operadora registró en sus balances generales del primer trimestre ganancias por 17,3 mil millones de pesos chilenos, mientras que en el mismo periodo del 2020 había reportado pérdidas 22,4 millones de pesos.