Telefonía móvil: un mercado que se recupera, de a pocos

El primer trimestre del 2021, pese a que continuó la pandemia por la Covid-19, el mercado de telefonía móvil entró en un proceso de recuperación, tanto en las ventas de equipos como en recargas de saldo prepago. Tal como se pudo apreciar en los reportes financieros de los operadores que cotizan en bolsa, los ingresos mejoraron frente al año anterior y eso mejoró el nivel de ganancia.

En el caso puntual de Movistar, mantuvo su tendencia decreciente en ingresos operativos (ventas) pero logró recuperar su primer lugar de participación en número de líneas contratadas. En el tercer trimestre del 2020 Movistar había llegado a un empate técnico con Claro, pero logró desempatar para el cuatro trimestre de ese año y ha mantenido más de dos puntos porcentuales de diferencia con ellos en el primer periodo del 2020.

A nivel de total de líneas, el mercado ha mostrado una leve recuperación. El 2020 cerró en 39,36 millones de líneas, lo cual era unas 500 mil líneas menos que lo reportado en el 2019. En el 2021 se ha empezado el año con un primer trimestre al alza, llegando a un total de 40, 04 millones, superando incluso lo registrado en el 2019.

La caída del 2020 estuvo explicada por las limitaciones comerciales y la reducción de ingresos que generaron las medidas para controlar la expansión del virus. En su momento más crítico – el segundo trimestre del 2020 – se llegaron a desactivar muchas líneas que fueron reactivadas en la segunda mitad del año.

Los operadores pequeños también registraron un mejor comportamiento este verano. En la actualidad hay dos jugadores que alquilan la red de terceros – OMV – que compiten por un nicho pequeño de mercado. Se trata de Flash y Cuy Movile. En el caso del primero ha pasado de tener un 0,05% de la torta en a mediados del 2020 a un 0,35% al cierre de dicho año y 0,36% en el primer trimestre del 2021. Cuy Movile también ha crecido, pasando de 0,03% en diciembre del 2020 a 0,05% en marzo del 2021.

Cerramos el 2020 con 26,2 millones de accesos a Internet móvil

Según el portal de estadísticas del Osiptel, el 2020 lo cerramos con un alza en la cantidad de líneas móviles que acceden a Internet. Se superaron los 26,2 millones, lo cual significa que se sumaron más de un millón de líneas en el último año (25 millones el 2019).

Para el segundo trimestre del 2020, cuando las medidas adoptadas por el Gobierno para contener la pandemia fueron más estrictas, se dieron de baja miles de líneas, llegando a reportarse solo 22,7 millones activas.

Líneas con Internet móvil según punku.osiptel.gob.pe

Los problemas económicos que generaron las medidas de aislamiento fueron poco a poco superándose con la apertura comercial del tercer trimestre, lo cual también se sintió en el mercado del Internet móvil. La recuperación llevó a cerrar el citado periodo con 24,7 millones de líneas, muy cerca de los valores del 2019.

En el cuarto trimestre, la campaña navideña y la mayor apertura comercial impulsó la contratación de servicios. La necesidad de uso de Internet se hizo latente desde el inicio de la pandemia, pero las dificultades económicas que vivía la población hizo que se postergara la adopción de más servicios. No solo se recuperaron los más de dos millones de líneas que se habían desconectado, sino que se sumó un millón más.

Uno de los grandes saltos se dio en una categoría que no estaba siendo muy dinámica en años anteriores: las conexiones desde otros dispositivos móviles. En nuestro mercado se puede acceder al Internet móvil desde un smartphone o desde otro dispositivo (reuter o usb), que se adquieren de forma independiente (sin celular). Dicha categoría regresó a los números registrados a fines del 2014 y cerró con 360 mil líneas. A fines del 2019 tenían 290 mil.

Si observamos solo las conexiones desde smartphone encontramos que se alcanzaron las 25,8 millones a diciembre del 2020, lo cual refleja un alza de 3,5 millones frente a los 22,3 millones que tenían en el segundo trimestre del mismo año.

A nivel de marcas, Claro toma el liderazgo de esta categoría con 34,05% de participación del mercado de líneas móviles, dejando a Movistar con 33,13%. En tercer lugar está Entel con 17% seguido de Bitel con 15,39%. El operador móvil virtual Flash Móvil tiene 380 mil.

Portabilidad móvil tiene un nuevo líder

En noviembre 390 mil líneas móviles migraron de operador, lo que significa que se mantiene el promedio de migraciones registradas en el tercer trimestre, desde que empezó la reactivación económica. Como se recordará, el cierre total de actividades de la quincena de marzo implicó caer a 265 mil, lo cual era la mitad de lo reportado en febrero y la cuarta parte de lo registrado en el momento más dinámico del 2019 (abril y mayo). En abril no hubo portabilidad y en mayo se reanudaron tímidamente.

Solo en el mes de noviembre el operador que más líneas ganó fue Claro, con un saldo a favor de 32 mil, seguido de Movistar con 6932, Cuy con 1672, Entel con -16 mil y Bitel con -27 mil. Luego de mucho tiempo, los retadores (Entel y Bitel) tienen un saldo negativo y las marcas tradicionales están ambas con balance positivo.

Hasta el 2019, el acumulado de portabilidad móvil desde agosto del 2014 mostraba a Entel como líder, seguido de Claro. Este año la situación ha variado y es Claro quien tiene un acumulado favorable mayor, sobre todo por un impulso prepago. Movistar se mantiene como el operador con mayores pérdidas acumuladas.

A veces una imagen nos muestra de forma más evidente lo que no alcanzan a describir tan gráficamente las palabras. Eso sucede con esta toma al cuadro publicado por Osiptel, en donde vemos los efectos de la evolución de la portabilidad móvil (migración de operador conservando el mismo número) en líneas pospago.

Movistar, en esta gráfica, muestra una mayor proporción de líneas perdidas que el resto de operadores: casi cuatro millones de clientes que se fueron. No solo se trata de que tienen más clientes y, por ende, las volúmenes de migración son mayores, sino de que la proporción entre pospagos ganados y perdidos es menos desproporcionada en los otros jugadores.

Situación inversa presenta Entel, un operador que lanzó su marca en el 2014 y desde entonces tiene un balance pospago positivo, tal como se aprecia en la imagen, y la ganancia de líneas ha sido mayor a la pérdida de las mismas. El otro operador retador, Bitel, tiene una situación pareja, algo que también sucede con Claro: un número similar de líneas ganadas y perdidas.

En líneas prepago la proporción de líneas ganadas versus perdidas es más pareja, pero Entel pasa a ser el que tiene un balance menos favorable, mientras que Claro lidera una mayor proporción de líneas ganadas, tal como se puede apreciar en la imagen.

Empate técnico entre Claro y Movistar: por primera vez se están pisando los talones

Osiptel informó hoy que los resultados del tercer trimestre muestran una notable disminución en la separación entre los líderes del mercado de telefonía móvil: Claro y Movistar. La diferencia es de apenas 0,2%.

La marca de origen español sigue a la cabeza con un 29,8% de participación, pero la brecha se ha reducido notoriamente, ya que Claro alcanzó el 29,6% de la torta.

Un año atrás, en setiembre del 2019, Movistar tenía el 35,34% del mercado mientras que Claro estaba en 28,75%, es decir poco más de seis puntos porcentuales. Entel los seguía con un 19,2% y Bitel en 16,6%.

(Fuente: Osiptel)

A mediados de año – resultados del primer semestre 2020 – la diferencia ya se había acortado, dado que Claro tenía 29,11% mientras que Movistar estaba en 30,88%. Y si se mantiene la tendencia, podrían llegar a ser superados para cierre del 2020.

Los operadores retadores también han ido ganando terreno. Entel tiene al tercer trimestre del presente año 22,48% y Bitel está en 17,3%, lo cual quiere decir que, entre ambos, ya casi tienen el 40% del mercado. En el 2014, cuando entraron al mercado, ambas marcas representaban tan solo el 6%. En dos años llegaron al 20% y a mediados del 2018 ya estaban superando el 30%.

(Fuente: Osiptel)

Esta mayor intensidad competitiva que ha implicado una reconfiguración de la participación de mercado de cada marca, empero, no está acompañada este año por un mayor número de usuarios. Como consecuencia de la pandemia y la crisis financiera asociada a ella, se han dado de baja varios millones de teléfonos.

En la actualidad, según la data proporcionada por Osiptel, tenemos 37,25 millones de líneas activas, lo cual es alrededor de dos millones menos de los 39,84 millones activos reportados en el 2019. La tendencia ya venía a la baja, porque en el 2018 estábamos en 42 millones. Hoy estamos cercanos a los niveles de penetración del 2016 (37,72 millones).

Resultado de la pandemia: 2,8 millones de líneas menos

Cuando se hablaba de China y los efectos de la pandemia en el campo económico, se llegó a mencionar, con alarma, una baja de cinco millones de líneas móviles. Los más suspicaces hablaban de la cifra real de fallecidos y la asociaban a la baja en clientes telefónicos.

Más allá de las vueltas que le damos al cotejo de cifras reales frente a las registradas, lo cierto es que los problemas económicos hacen que quien tenía dos líneas, se quede con una o ninguna, en el peor de los casos. En nuestro país esa baja en tenencia de líneas se ha sentido.

En el 2018, cuando el consumo estaba en su mejor momento, habíamos llegado a superar los 42 millones de líneas móviles. Cifra muy positiva si consideramos que solo tenemos unos 32 millones de habitantes, incluidos niños con menos de cinco años, que no usan celular.

En el 2019 la desaceleración económica se sintió en el mercado móvil y cerramos el año con 39,8 millones, lo cual significó una baja de poco más de dos millones de líneas en un año. En el 2020, dada la pandemia, la cifra ha seguido descendiendo.

Según Osiptel, al cierre de junio del 2020 tenemos 37 millones de líneas activas, lo cual implica haber perdido 2,8 millones en la primera mitad del año. Como la economía y el comercio se ha ido reactivando, se podría esperar que ya no continúe esta curva acelerada de pérdidas, pero nada esta dicho aun.

La penetración sigue arriba del 100% (118%), lo cual refleja que todavía hay varios usuarios con dos líneas, pero no se puede negar que varios clientes cayeron en morosidad desde marzo y, dado el alto nivel de desempleo y la autorización a suspender el servicio por falta de pago, se quedaron sin comunicación por el momento.

El regulador incluye cuadros por operador, donde se pueden ver las pérdidas de forma separada. En ellos observamos que, al segundo trimestre del 2020, Movistar tiene 11,4 millones de líneas móviles activas, alrededor de un millón menos de lo registrado en el primer trimestre del mismo año.

Claro tiene 10,7 millones de líneas móviles, lo cual lo mantiene en el segundo lugar, porque también ha perdido más de un millón de clientes. Entel sigue tercero en participación con 7,9 millones, pero perdió bastante menos: unas 250 mil. Bitel en cambio, no perdió clientes sino que ganó casi cien mil.

La participación de mercado entonces se mantiene con Movistar en primer lugar (30,8%) seguido muy de cerca por Claro (29,11%). Juntos aun representan el 60% del mercado, lo cual es casi 35 puntos porcentuales menos de lo que juntos tenían a mediados del 2014.

Entel tiene ahora el 21,5%, lo cual es un punto porcentual más que el primer trimestre del 2020. Bitel también ganó un punto porcentual y se situa en el 18,4%. Los OMV, como Cuy Movil, todavía no ganan una participación significativa en el mercado.