Accesos a Internet desde el celular siguen al alza

Según el último reporte del Osiptel, el primer trimestre del año se continuó con la tendencia de incremento en el uso de los teléfonos para acceder a Internet. Al cierre del 2020 se había llegado a 25,82 millones de líneas móviles con acceso a Internet desde el celular. Para marzo del 2021 la cifra subió a 26,66 millones.

El 2020, como consecuencia de las medidas dictadas para contener la pandemia, se paralizó la mitad de la actividad económica del país y se restringió la comercialización, lo que originó una caída en la cantidad de líneas móviles activas. En el segundo trimestre del año pasado se llegó a bajar hasta 22,43 millones, pero en la segunda mitad del año se recuperaron los más de dos millones de líneas perdidas e incluso se superó en un millón la cifra registrada al cierre del 2019 (24,69 millones).

A nivel de participación de mercado, en este segmento el líder en número de teléfonos con conexiones a Internet es Claro con un 35% (9,1 millones de líneas), seguido de Movistar con 32% (8,5 millones). Entel (17%) y Bitel (16%) mantienen su nivel como retadores en tercer y cuarto lugar, respectivamente. Una participación dinámica y creciente, pero aun muy pequeña, poseen los operadores sin red (OMV), que han sumado hasta marzo 18 mil líneas en el caso de Cuy Móvil y 76 mil en el de Flash.

En el caso de las líneas móviles que acceden a Internet desde otros dispositivos (no teléfonos, sino USB o similares) también se mantuvo la tendencia creciente, llegando a un total de 410 mil, una cifra superior a todo lo registrado desde el 2014. En ese segmento el líder de mercado es Entel con el 75,38% de líneas, seguido por Claro con 9,71% y Telefónica 8,95%.

Si sumamos las líneas móviles que acceden desde el celular con las que lo hacen desde otros dispositivos tenemos un total de 27 millones de conexiones móviles a Internet, cifra superior a lo registrado al cierre del 2020 (26,1 millones) que refleja la alta demanda de servicios que ha generado la “nueva normalidad”.

Telefonía móvil: un mercado que se recupera, de a pocos

El primer trimestre del 2021, pese a que continuó la pandemia por la Covid-19, el mercado de telefonía móvil entró en un proceso de recuperación, tanto en las ventas de equipos como en recargas de saldo prepago. Tal como se pudo apreciar en los reportes financieros de los operadores que cotizan en bolsa, los ingresos mejoraron frente al año anterior y eso mejoró el nivel de ganancia.

En el caso puntual de Movistar, mantuvo su tendencia decreciente en ingresos operativos (ventas) pero logró recuperar su primer lugar de participación en número de líneas contratadas. En el tercer trimestre del 2020 Movistar había llegado a un empate técnico con Claro, pero logró desempatar para el cuatro trimestre de ese año y ha mantenido más de dos puntos porcentuales de diferencia con ellos en el primer periodo del 2020.

A nivel de total de líneas, el mercado ha mostrado una leve recuperación. El 2020 cerró en 39,36 millones de líneas, lo cual era unas 500 mil líneas menos que lo reportado en el 2019. En el 2021 se ha empezado el año con un primer trimestre al alza, llegando a un total de 40, 04 millones, superando incluso lo registrado en el 2019.

La caída del 2020 estuvo explicada por las limitaciones comerciales y la reducción de ingresos que generaron las medidas para controlar la expansión del virus. En su momento más crítico – el segundo trimestre del 2020 – se llegaron a desactivar muchas líneas que fueron reactivadas en la segunda mitad del año.

Los operadores pequeños también registraron un mejor comportamiento este verano. En la actualidad hay dos jugadores que alquilan la red de terceros – OMV – que compiten por un nicho pequeño de mercado. Se trata de Flash y Cuy Movile. En el caso del primero ha pasado de tener un 0,05% de la torta en a mediados del 2020 a un 0,35% al cierre de dicho año y 0,36% en el primer trimestre del 2021. Cuy Movile también ha crecido, pasando de 0,03% en diciembre del 2020 a 0,05% en marzo del 2021.

Entel reporta un alza del 26% en sus ingresos móviles en el verano

Pese a que en febrero se implementaron restricciones a la movilidad dirigidas al sector minorista, la mayoría de sectores productivos continuaron operando en el país y no se sintió un impacto comercial fuerte en el sector telecom, algo que sí se percibió en el segundo trimestre del 2020, cuando se impuso una cuarentena más estricta.

Debido a ello, los operadores obtuvieron resultados financieros positivos durante el verano. En el caso de Entel, según informó a sus inversionistas, la base de clientes se elevó 10% comparado con el mismo periodo del año pasado y los ingresos móviles se elevaron 26%. En el caso de las ganancias menos impuestos (Ebitda orgánico) el alza interanual fue de 30%.

“La industria móvil continuó avanzando hacia los canales en línea y digitales para compensar las restricciones físicas a las tiendas. Las ofertas se basaron en la portabilidad, las segundas líneas y la adición de redes sociales gratuitas adicionales [Telegram y Signal]”, informaron.

Entel cerró marzo con 9,17 millones de clientes, de los cuales 5,39 millones son prepago, lo que refleja un alza interanual de 4% en dicho segmento. Además, la cuota re recarga creció de forma constante, lo que refleja una recuperación en el consumo. No obstante ello, el gasto promedio por usuario bajo cinco puntos porcentuales, pero sobre todo por el peso del menor gasto en el segmento pospago.

Durante marzo se lanzaron nuevos servicios 5G, incluyendo una mayor velocidad (hasta 50 Mbps), lo que permite una mejor conectividad y más dispositivos conectados. El servicio estaba disponible en algunos distritos de Lima, Arequipa, Lambayeque y La Libertad que abarca alrededor de 70 mil viviendas, además de la infraestructura existente que abarca 1.7 millones de viviendas cubiertas.

El grupo también obtuvo un buen resultado financiero en Chile. Según Diario Financiero, la operadora registró en sus balances generales del primer trimestre ganancias por 17,3 mil millones de pesos chilenos, mientras que en el mismo periodo del 2020 había reportado pérdidas 22,4 millones de pesos.

Cerramos el 2020 con 26,2 millones de accesos a Internet móvil

Según el portal de estadísticas del Osiptel, el 2020 lo cerramos con un alza en la cantidad de líneas móviles que acceden a Internet. Se superaron los 26,2 millones, lo cual significa que se sumaron más de un millón de líneas en el último año (25 millones el 2019).

Para el segundo trimestre del 2020, cuando las medidas adoptadas por el Gobierno para contener la pandemia fueron más estrictas, se dieron de baja miles de líneas, llegando a reportarse solo 22,7 millones activas.

Líneas con Internet móvil según punku.osiptel.gob.pe

Los problemas económicos que generaron las medidas de aislamiento fueron poco a poco superándose con la apertura comercial del tercer trimestre, lo cual también se sintió en el mercado del Internet móvil. La recuperación llevó a cerrar el citado periodo con 24,7 millones de líneas, muy cerca de los valores del 2019.

En el cuarto trimestre, la campaña navideña y la mayor apertura comercial impulsó la contratación de servicios. La necesidad de uso de Internet se hizo latente desde el inicio de la pandemia, pero las dificultades económicas que vivía la población hizo que se postergara la adopción de más servicios. No solo se recuperaron los más de dos millones de líneas que se habían desconectado, sino que se sumó un millón más.

Uno de los grandes saltos se dio en una categoría que no estaba siendo muy dinámica en años anteriores: las conexiones desde otros dispositivos móviles. En nuestro mercado se puede acceder al Internet móvil desde un smartphone o desde otro dispositivo (reuter o usb), que se adquieren de forma independiente (sin celular). Dicha categoría regresó a los números registrados a fines del 2014 y cerró con 360 mil líneas. A fines del 2019 tenían 290 mil.

Si observamos solo las conexiones desde smartphone encontramos que se alcanzaron las 25,8 millones a diciembre del 2020, lo cual refleja un alza de 3,5 millones frente a los 22,3 millones que tenían en el segundo trimestre del mismo año.

A nivel de marcas, Claro toma el liderazgo de esta categoría con 34,05% de participación del mercado de líneas móviles, dejando a Movistar con 33,13%. En tercer lugar está Entel con 17% seguido de Bitel con 15,39%. El operador móvil virtual Flash Móvil tiene 380 mil.

Entel continuó su recuperación en cuarto trimestre del 2020

La reactivación económica del país vivida en el cuarto trimestre del año contribuyo a una mejora en la demanda de servicios móviles y permitió que el operador Entel continúe con la recuperación en ingresos.

Según han declarado a sus inversionistas, los ingresos del cuarto trimestre en soles alcanzaron un crecimiento orgánico de 13% frente al mismo periodo del 2019. Si se mira el total facturado hay una disminución de 23%, pero esto se explica porque el año pasado la compañía contaba con el ingreso extra de más de US$106 millones por la venta de torres de antenas. Excluyendo esa venta, explicaron, el comportamiento del negocio es positivo.

La división de servicios móviles, detallaron, elevo sus ingresos un 9% frente al mismo periodo del 2019 gracias a un mejor desempeño del segmento pospago y aumento en las recargas en prepago. Como se recordará, en el segundo trimestre del 2020 se sintió una baja por las limitaciones comerciales y el aislamiento social exigido para controlar la pandemia, pero en el tercer se dio una recuperación que se mantuvo como tendencia en el cuarto trimestre del año. La base de clientes móviles creció 7% interanual y cerró año con 8,8 millones de líneas con un gasto por usuario (ARPU) similar al del tercer trimestre 2020.

En donde no hubo tal recuperación fue en la empresa Americatel, también propiedad del grupo chileno Entel. El reporte financiero señala que los ingresos en soles en el cuarto trimestre cayeron 26% comparados con el mismo periodo del 2019. La baja es explicada por la lenta recuperación que experimentaron las pymes al cierre de año.

En el consolidado anual del grupo la facturación final del 2020 es menor a la del 2019 en nueve puntos porcentuales. Mientras que en el 2019 se cerró con US$ 904,8 millones, al año siguiente se reportó US$ 825,9 millones. Si eliminamos los US$106 millones de la venta de torres a fines del 2019, el reporte refleja un crecimiento del negocio.

Portabilidad móvil tiene un nuevo líder

En noviembre 390 mil líneas móviles migraron de operador, lo que significa que se mantiene el promedio de migraciones registradas en el tercer trimestre, desde que empezó la reactivación económica. Como se recordará, el cierre total de actividades de la quincena de marzo implicó caer a 265 mil, lo cual era la mitad de lo reportado en febrero y la cuarta parte de lo registrado en el momento más dinámico del 2019 (abril y mayo). En abril no hubo portabilidad y en mayo se reanudaron tímidamente.

Solo en el mes de noviembre el operador que más líneas ganó fue Claro, con un saldo a favor de 32 mil, seguido de Movistar con 6932, Cuy con 1672, Entel con -16 mil y Bitel con -27 mil. Luego de mucho tiempo, los retadores (Entel y Bitel) tienen un saldo negativo y las marcas tradicionales están ambas con balance positivo.

Hasta el 2019, el acumulado de portabilidad móvil desde agosto del 2014 mostraba a Entel como líder, seguido de Claro. Este año la situación ha variado y es Claro quien tiene un acumulado favorable mayor, sobre todo por un impulso prepago. Movistar se mantiene como el operador con mayores pérdidas acumuladas.

A veces una imagen nos muestra de forma más evidente lo que no alcanzan a describir tan gráficamente las palabras. Eso sucede con esta toma al cuadro publicado por Osiptel, en donde vemos los efectos de la evolución de la portabilidad móvil (migración de operador conservando el mismo número) en líneas pospago.

Movistar, en esta gráfica, muestra una mayor proporción de líneas perdidas que el resto de operadores: casi cuatro millones de clientes que se fueron. No solo se trata de que tienen más clientes y, por ende, las volúmenes de migración son mayores, sino de que la proporción entre pospagos ganados y perdidos es menos desproporcionada en los otros jugadores.

Situación inversa presenta Entel, un operador que lanzó su marca en el 2014 y desde entonces tiene un balance pospago positivo, tal como se aprecia en la imagen, y la ganancia de líneas ha sido mayor a la pérdida de las mismas. El otro operador retador, Bitel, tiene una situación pareja, algo que también sucede con Claro: un número similar de líneas ganadas y perdidas.

En líneas prepago la proporción de líneas ganadas versus perdidas es más pareja, pero Entel pasa a ser el que tiene un balance menos favorable, mientras que Claro lidera una mayor proporción de líneas ganadas, tal como se puede apreciar en la imagen.

Empate técnico entre Claro y Movistar: por primera vez se están pisando los talones

Osiptel informó hoy que los resultados del tercer trimestre muestran una notable disminución en la separación entre los líderes del mercado de telefonía móvil: Claro y Movistar. La diferencia es de apenas 0,2%.

La marca de origen español sigue a la cabeza con un 29,8% de participación, pero la brecha se ha reducido notoriamente, ya que Claro alcanzó el 29,6% de la torta.

Un año atrás, en setiembre del 2019, Movistar tenía el 35,34% del mercado mientras que Claro estaba en 28,75%, es decir poco más de seis puntos porcentuales. Entel los seguía con un 19,2% y Bitel en 16,6%.

(Fuente: Osiptel)

A mediados de año – resultados del primer semestre 2020 – la diferencia ya se había acortado, dado que Claro tenía 29,11% mientras que Movistar estaba en 30,88%. Y si se mantiene la tendencia, podrían llegar a ser superados para cierre del 2020.

Los operadores retadores también han ido ganando terreno. Entel tiene al tercer trimestre del presente año 22,48% y Bitel está en 17,3%, lo cual quiere decir que, entre ambos, ya casi tienen el 40% del mercado. En el 2014, cuando entraron al mercado, ambas marcas representaban tan solo el 6%. En dos años llegaron al 20% y a mediados del 2018 ya estaban superando el 30%.

(Fuente: Osiptel)

Esta mayor intensidad competitiva que ha implicado una reconfiguración de la participación de mercado de cada marca, empero, no está acompañada este año por un mayor número de usuarios. Como consecuencia de la pandemia y la crisis financiera asociada a ella, se han dado de baja varios millones de teléfonos.

En la actualidad, según la data proporcionada por Osiptel, tenemos 37,25 millones de líneas activas, lo cual es alrededor de dos millones menos de los 39,84 millones activos reportados en el 2019. La tendencia ya venía a la baja, porque en el 2018 estábamos en 42 millones. Hoy estamos cercanos a los niveles de penetración del 2016 (37,72 millones).

Entel reporta mejoras en resultados financieros del tercer trimestre

La reactivación de la economía se ha sentido de forma favorable en Entel, según reportaron a sus inversionistas. En la mayoría de indicadores financieros del tercer trimestre están en valores semejantes a los niveles pre-pandemia (primer trimestre 2020) y si bien en el acumulado enero-setiembre se tiene un leve decrecimiento al reportar US$576 millones frente a US$585 millones del mismo periodo del 2019, las ganancias menos impuestos (EBITDA) se han casi duplicado.

Entre julio y setiembre elevaron en 15% sus clientes pospago (3,36 millones de líneas) frente al mismo periodo del año pasado. En prepago la base de clientes (4,4 millones) se mantuvo casi plana frente al 2019, pero con una visible mejora frente al segundo trimestre y un mayor nivel de recarga.

El gasto promedio por usuario (ARPU) entre julio y setiembre pasó a US$ 5,26, lo cual significa que se recuperó luego de la baja del segundo trimestre del 2020 (US$4,82) y llegó a ser superior en 4% a lo registrado en el tercer trimestre del 2019 (US$5,04).

A nivel de ingresos informaron que se tuvo un aumento del 7% en moneda local (US$212,6 millones), gracias a la mejora en ingresos de los servicios móviles (8%) y el efecto de la venta de torres en el trimestre (US$3,5 millones). En cuanto a la venta de equipos, debido en parte a la apertura de tiendas físicas, mejoró un 9%.


			

Resultado de la pandemia: 2,8 millones de líneas menos

Cuando se hablaba de China y los efectos de la pandemia en el campo económico, se llegó a mencionar, con alarma, una baja de cinco millones de líneas móviles. Los más suspicaces hablaban de la cifra real de fallecidos y la asociaban a la baja en clientes telefónicos.

Más allá de las vueltas que le damos al cotejo de cifras reales frente a las registradas, lo cierto es que los problemas económicos hacen que quien tenía dos líneas, se quede con una o ninguna, en el peor de los casos. En nuestro país esa baja en tenencia de líneas se ha sentido.

En el 2018, cuando el consumo estaba en su mejor momento, habíamos llegado a superar los 42 millones de líneas móviles. Cifra muy positiva si consideramos que solo tenemos unos 32 millones de habitantes, incluidos niños con menos de cinco años, que no usan celular.

En el 2019 la desaceleración económica se sintió en el mercado móvil y cerramos el año con 39,8 millones, lo cual significó una baja de poco más de dos millones de líneas en un año. En el 2020, dada la pandemia, la cifra ha seguido descendiendo.

Según Osiptel, al cierre de junio del 2020 tenemos 37 millones de líneas activas, lo cual implica haber perdido 2,8 millones en la primera mitad del año. Como la economía y el comercio se ha ido reactivando, se podría esperar que ya no continúe esta curva acelerada de pérdidas, pero nada esta dicho aun.

La penetración sigue arriba del 100% (118%), lo cual refleja que todavía hay varios usuarios con dos líneas, pero no se puede negar que varios clientes cayeron en morosidad desde marzo y, dado el alto nivel de desempleo y la autorización a suspender el servicio por falta de pago, se quedaron sin comunicación por el momento.

El regulador incluye cuadros por operador, donde se pueden ver las pérdidas de forma separada. En ellos observamos que, al segundo trimestre del 2020, Movistar tiene 11,4 millones de líneas móviles activas, alrededor de un millón menos de lo registrado en el primer trimestre del mismo año.

Claro tiene 10,7 millones de líneas móviles, lo cual lo mantiene en el segundo lugar, porque también ha perdido más de un millón de clientes. Entel sigue tercero en participación con 7,9 millones, pero perdió bastante menos: unas 250 mil. Bitel en cambio, no perdió clientes sino que ganó casi cien mil.

La participación de mercado entonces se mantiene con Movistar en primer lugar (30,8%) seguido muy de cerca por Claro (29,11%). Juntos aun representan el 60% del mercado, lo cual es casi 35 puntos porcentuales menos de lo que juntos tenían a mediados del 2014.

Entel tiene ahora el 21,5%, lo cual es un punto porcentual más que el primer trimestre del 2020. Bitel también ganó un punto porcentual y se situa en el 18,4%. Los OMV, como Cuy Movil, todavía no ganan una participación significativa en el mercado.

Pandemia pasa factura a las telco líderes del mercado

Los dos primeros operadores en compartir sus resultados financieros a los inversionistas son Claro y Telefónica. Ambos pertenecen al grupo que denominaremos “tradicionales”, por ser los que operaban en el país antes del 2014 y aun poseen la mayor participación de mercado. Los “retadores” son Entel y Bitel, que ingresaron en dicha fecha, generando un nuevo entorno competitivo. Este año, tanto tradicionales como retadores, han sentido el golpe de esta pandemia.

Desde que lanzaron sus ofertas en el 2014, los retadores generaron una nueva realidad, tomando la palabra de moda. Poco a poco fueron ganando clientes de los operadores antiguos, afectando sus ingresos. El más golpeado ha sido Telefónica, que mantiene la corona, pero viene en una caída sostenida de clientes y de ingresos.

(Fuente: Osiptel)

El primer trimestre de este año fue muy parecido en cuanto a tendencias. Los retadores seguían avanzando, mientras Telefónica mantenía una situación complicada que le genera retos intensos. En la segunda quincena de marzo, empero, se inició el aislamiento social que incluyó el congelamiento de ventas y del cobros a morosos. Pese a ello, ni Entel ni Claro reportaron pérdidas trimestrales, gracias a que habían tenido un sólido enero y febrero.

En el siguiente cuadro, elaborado con data proporcionada a los inversionistas por los operadores, se observa que Telefónica es el único que tiene pérdidas en el periodo, tanto si se consideran los impuestos o no. Valga recordar que las ganancias se pueden medir sin restar los impuestos del periodo. Eso se conoce como Ebitda. O restando a las ventas los gastos operativos y todos los tributos o similares pagados, a lo que se conoce como ganancia neta.

operadorIngresos del primer trimestre del 2019Ganancia o pérdida del periodoIngresos del primer trimestre del 2020Ganancia o pérdida del periodo
Telefónica1.962– 51,8 (neta) -37,9(Ebitda)1.773-144,3 (neta) -165,8 (Ebitda)
Claro1.264352 (Ebitda)1.294400 (Ebitda)
Entel                    680
(US$ 192,5)
31 (Ebitda)748
(US$ 211,8)
138 (Ebitda)
(En millones de soles)

Hay momentos en los que una empresa está “sana” operativamente pero tiene pérdidas porque, por ejemplo, perdió un juicio con la Sunat y le cobraron los impuestos más los intereses. Por eso se mira el Ebitda para ver si es saludable o no más allá del contexto coyuntural tributario. En el caso de Telefónica, al menos en los últimos reportes, tiene pérdidas con o sin impuestos, lo que les genera el reto de luchar por revertir esa situación.

El efecto real de la pandemia en el mercado se está registrando con mayor detalle en el segundo trimestre. A lo largo del mismo se fueron relajando algunas de las estrictas medidas de aislamiento iniciales, sin embargo eso no mejoró de forma automática el poder adquisitivo de la población y los resultados son palpables hoy en los reportes financieros.

La prueba más evidente del golpe para todos es que Claro reportó una sustancial caída en los ingresos, pese a que venía en un ritmo de recuperación antes de la pandemia. Al existir más necesidad de conectividad en las empresas y colegios para trabajar a distancia, se elevó el consumo de Internet fijo, lo cual permitió cierto dinamismo, pero la caída de clientes prepago en el móvil fue mucho más fuerte y no logró equilibrar la balanza.

Participación de mercado pre-pandemia (I-2020, Osiptel)

Claro y Movistar han perdido un millón de clientes (por lo menos) cada uno. Sobretodo en los planes pre-pago. Entel también ha perdido un tercio de millón de ese tipo de clientes. Y no son personas que migran a otra marca, suelen ser usuarios que dejaron de percibir ingresos y no tienen pensado reprogramar su deuda. O tenían dos líneas y dan de baja una, para ahorrar un poco.

Claro, al cierre del primer trimestre del 2020 declaró tener 11,5 millones de clientes. A nivel mercado, entre todos los operadores móviles, se tenían 39,13 millones de líneas debido a una tendencia decreciente leve. Para el segundo trimestre Claro reportó  10,3 millones, es decir 1,2 millones de líneas perdidas. Eso implicó una reducción de 17,7% en los ingresos frente al mismo trimestre del 2019. Se pasó de S/1.262 millones en dicho periodo del año pasado a S/1.038 millones en el 2020.

En Movistar el golpe es más pronunciado. Reportaron contar con 10 millones de accesos móviles, lo cual es -12,1% en comparación al primer trimestre del 2020 (11,3 millones de líneas) y -23,2% respecto al segundo trimestre del 2019. De sus líneas activas hoy, 5,4 millones son prepago, lo que implica una pérdida de 34,2% frente al mismo periodo del año pasado. En pospago tenemos una caída de 4% en el periodo analizado.

AñoTelefónica:
Ingresos (en millones de soles)
Telefónica:
Ganancia o (-) pérdida neta
20197.877-1.137
20188.096-410
20178.436-237
20169.221911

A nivel ingresos esto significó para el grupo de origen español una baja de 25,7% comparado con el segundo trimestre del 2019 y específicamente en la división móvil se habla de una caída de ingresos de 38,3%. Tal como ocurrió con Claro, a nivel Internet fijo para empresas sí hubo repunte de demanda, pero fue insuficiente para frenar el impacto del bajón móvil.

¿Habrá perdido el liderazgo en líneas móviles frente a Claro? Eso no se podrá saber a ciencia cierta hasta que el regulador tabule los reportes del segundo trimestre, verificando líneas activas de todos los jugadores. En todo caso, es evidente que este nuevo bajón podría ponerlos muy cerca al uno del otro.

En el caso de Entel, según su reporte a los inversionistas, la caída en ingresos es del 20% en dólares, pasando de US$ 200,8 millones en el segundo trimestre del 2019 a US$159 millones en el actual. La pérdida en líneas móviles activas, según informan, fue de unas 340 mil: pasaron de 8,34 millones en el primer trimestre del 2020 a casi 8 millones en el periodo de abril-junio 2020.

Valga notar que si comparamos el número de líneas de Entel con el segundo trimestre del 2019 hubo un alza del 1%, esto porque se trata de una empresa que a lo largo del 2019 mantuvo un ritmo creciente de clientes, lo cual se ha visto frenado directamente por la cuarentena y las restricciones a la venta vividas hasta mediados de mayo.

Aquí incluimos la comparación de resultados del segundo trimestre (en millones de soles) para que ustedes puedan sacar sus propias interpretaciones. Lo que resulta evidente es que todo el mercado ha sentido el impacto de la pandemia y, aun sin considerar los reportes de Bitel, ya hay más de 2,5 millones de líneas menos en actividad.

operadorIngresos II trimestre del 2019Ganancia o pérdida del II trimestre del 2019Ingresos II trimestre del 2020Ganancia o pérdida del II trimestre del 2020
Telefónica2.004– 613  (neta)
– 5,7 (Ebitda)
1.490– 187,7 (neta)
– 192 (Ebitda)
Claro1.262 353 (Ebitda)1.038 391 (Ebitda)
Entel70960,7 (Ebitda)56388,6 (Ebitda)