Caso de redes regionales de Cajamarca, Piura y Tumbes rumbo al CIADI

Según una investigación realizada por la periodista Carla Cristina para Eyboricua.com, la controversia legal que mantiene el gobierno peruano con la compañía Quanta Services Inc. por el incumplimiento contrato de las redes regionales de fibra óptica de Cajamarca, Piura y Tumbes ya partió al CIADI.

Quanta Services Inc es la matriz de Quanta Services Puerto Rico, una de las empresas que forman parte del consorcio LUMA Energy, quien en dicho país ha firmado contratos similares para redes de fibra. En el Perú ganaron en el 2015, como parte de Redes Andinas de Comunicaciones S.R.L., dos proyectos: el de Cajamarca y el de Piura/Tumbes.

La compañía Redes Andinas inició en mayo del 2019 una demanda de arbitraje ante la Cámara de Comercio Internacional (CCI) contra el gobierno de Perú porque consideraban que se rescindió el contrato de manera indebida. En mayo del 2020, inconformes con el devenir de la controversia, la filial holandesa de Quanta entregó al gobierno peruano una notificación oficial de disputa derivada de la terminación de los contratos y actos relacionados que atribuye en su totalidad a Pronatel (MTC), informó la periodista.

Los perjudicados con el retraso en el montado de las redes de fibra en el norte (Piura, Tumbes y Cajamarca) son los niños de las zonas rurales a donde no llega Internet para acceder a Aprendo en Casa.

El artículo señala que, “según el Informe Anual de 2020, presentado en 2021 y en el que Quanta actualiza el estatus de las controversias entre su subsidiaria Redes Andinas y la entidad pública peruana Pronatel, en diciembre de 2020, la empresa presentó una solicitud para iniciar un procedimiento de arbitraje contra Perú ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), quien registró la solicitud en enero de 2021″.

La empresa considera que no se ha cumplido con un trato justo ante la inversión realizada en el país y se “expropió efectivamente la inversión de la filial en Redes Andinas y el proyecto”. Además de pedir compensación por daños y perjuicios, buscan compensación por todos los gastos que involucra el costo del arbitraje.

Como se recordará, el contrato fue resuelto el 22 de abril del 2019 porque no se pudo solucionar los impases técnicos ni se cumplió con las fechas de entrega, tal como establecía el contrato y pese a las múltiples adendas firmadas para ampliar los plazos en hasta 32 meses. Los nodos desplegados hasta esa fecha no estaban registrados ni los acuerdos de interoperabilidad con las empresas de energía firmados, lo que hacía imposible entregar la obra al Estado.

Los proyectos regionales de Cajamarca, Piura y Tumbes, se encuentra en proceso de reformulación debido a la citada resolución de contrato por incumplimiento. En la actualidad el MTC sostiene que se están tomando las acciones necesarias para seleccionar a la empresa que se hará cargo de la ejecución de dicho proyecto.

P.D. El artículo completo “Advierten al gobierno de Puerto Rico sobre LUMA” está aquí.

Internet rural en Cusco: postergado para fin de año

Cusco, ciudad emblemática de nuestro país y principal atractivo turístico nacional, tiene al igual que el resto de regiones de nuestro país un alto nivel de población desconectada en las zonas rurales. Por esta razón fue incluido en los proyectos de fibra óptica, financiados por el Estado, que se conectan a la Red Dorsal y buscan llevar Internet al interior.

El contrato de licitación fue firmado a fines del 2015 y obtuvo la buena pro de la obra la empresa de capital israelí Gilat. Ellos fueron encontrando dificultades varias de las que ya se habló mucho en la prensa: desde titularidad de terrenos donde poner nodos hasta acuerdos con la red eléctrica para montar ahí la fibra. Eso originó que se fueran retrasando las fechas de entrega una y otra vez.

Tras diez adendas al contrato, el año pasado se informó que esta obra estaría lista en el primer trimestre del año, es decir con tres años de retraso a lo previsto en el 2015. Gilat comunicó en marzo a la prensa que estaba listo, pero no se pudo concretar la entrega porque entramos en cuarentena. MTC informó que cuando se verificara que la obra estaba ok (desplegar la supervisión respectiva), entraría en operación.

Ayer, en un comunicado publicado en la agencia oficial Andina, se informa que dicho proyecto estará listo a fines de año, es decir el Internet llegará cuando ya acabó (o esté por acabar) el año escolar: en el último trimestre del 2020. De gran ayuda hubiera sido que los niños del Cusco lo emplearan para acceder al programa educativo desde que se cerraron las escuelas físicas por cuarentena.

REGIÓN: CUSCO

ContratistaGILAT NETWORKS SAC
Firma del contrato29/12/2015
Monto del Financiamiento (US$)US$ 108,3 millones
Población Beneficiada186.920 peruanos
N° de distritos conectados94
N° de localidades Beneficiadas371
Entidades públicas beneficiadas615 en total
– Instituciones educativas: 424
– Comisarias: 44
– Centros de salud: 147
Longitud de fibra óptica2.154 km
N° de computadoras entregadas2.311

Cuando se firmó el contrato, en el 2015, Cusco tenía poco más de 42 mil conexiones fijas a Internet, según Osiptel. En el 2017 superaba las 52 mil y para fines del 2018 ya había pasado las 62 mil. Sin embargo para setiembre del 2019 se tenían tan solo 56 mil. Si se hubiera entregado la red regional a tiempo, esas cifras serían bastante superiores, coinciden todos los analistas del mercado.

En el país tenemos en total 2,4 millones de conexiones fijas, de las cuales 1,4 millones están en Lima. Lo siguen en volumen departamentos como Arequipa, con 138 mil. Cusco está en el grupo intermedio con poco más de 56 mil, pero su situación no es tan desventajosa como la de Pasco, que apenas supera los 2.960.