Movistar: mejores ingresos, pero balances siguen a pérdida

De acuerdo a la presentación de resultados correspondientes al segundo trimestre del 2021, Telefónica del Perú tuvo un mejor desempeño y elevó sus ingresos en los diversos segmentos de mercado en los que participa, pero aún no tiene un reporte de balance en azul, debido principalmente a efectos de sus controversias con la Sunat.

Según informaron a sus inversionistas, al cierre del segundo trimestre del 2021, reportaron ingresos por S/1.729 millones, lo cual es 16% más de lo reportado en el mismo periodo del año pasado, al inicio de la pandemia, y 5,5% más respecto al primer trimestre del 2021. En el segmento fijo – internet, telefonía fija y tv paga – el alza interanual fue de 2,1% mientras que en el móvil fue de 45,2%.

Las mejoras en el segmento móvil se han explicado tanto por mayores ingresos en el segmento pospago como en prepago, además de una fuerte recuperación en la venta de equipos. Según el reporte, Movistar incrementó en 986,6% las ventas de terminales frente al mismo periodo del año pasado, gracias a la reapertura de los locales comercial del país y la eliminación de restricciones al libre tránsito que primó durante el segundo trimestre del 2020.

Sin embargo, el resultado de la operación de la empresa reporta una caída de – S/ 230,5 millones debido a mayores gastos administrativos y el “plan de retiro voluntario” del personal. El resultado neto, incluyendo gastos por impuestos es de –S/1.170 millones. Esto se explica en buena medida por los ajustes en la provisión contable por sus controversias con la Sunat. A nivel semestral, la pérdida es de – S/ 862 millones.

Entre los logros del periodo, el operador cita que Internet para Todos, empresa creada junto con Facebook, CAF y BID Invest, cumplió dos años y ha logrado conectar a 4G a más de 2,2 millones de peruanos en zonas rurales. También destacan que redujeron en 78% su huella de carbono y dieron 21 líneas móviles ilimitadas a 21 organizaciones de impacto social.

Accesos a Internet desde el celular siguen al alza

Según el último reporte del Osiptel, el primer trimestre del año se continuó con la tendencia de incremento en el uso de los teléfonos para acceder a Internet. Al cierre del 2020 se había llegado a 25,82 millones de líneas móviles con acceso a Internet desde el celular. Para marzo del 2021 la cifra subió a 26,66 millones.

El 2020, como consecuencia de las medidas dictadas para contener la pandemia, se paralizó la mitad de la actividad económica del país y se restringió la comercialización, lo que originó una caída en la cantidad de líneas móviles activas. En el segundo trimestre del año pasado se llegó a bajar hasta 22,43 millones, pero en la segunda mitad del año se recuperaron los más de dos millones de líneas perdidas e incluso se superó en un millón la cifra registrada al cierre del 2019 (24,69 millones).

A nivel de participación de mercado, en este segmento el líder en número de teléfonos con conexiones a Internet es Claro con un 35% (9,1 millones de líneas), seguido de Movistar con 32% (8,5 millones). Entel (17%) y Bitel (16%) mantienen su nivel como retadores en tercer y cuarto lugar, respectivamente. Una participación dinámica y creciente, pero aun muy pequeña, poseen los operadores sin red (OMV), que han sumado hasta marzo 18 mil líneas en el caso de Cuy Móvil y 76 mil en el de Flash.

En el caso de las líneas móviles que acceden a Internet desde otros dispositivos (no teléfonos, sino USB o similares) también se mantuvo la tendencia creciente, llegando a un total de 410 mil, una cifra superior a todo lo registrado desde el 2014. En ese segmento el líder de mercado es Entel con el 75,38% de líneas, seguido por Claro con 9,71% y Telefónica 8,95%.

Si sumamos las líneas móviles que acceden desde el celular con las que lo hacen desde otros dispositivos tenemos un total de 27 millones de conexiones móviles a Internet, cifra superior a lo registrado al cierre del 2020 (26,1 millones) que refleja la alta demanda de servicios que ha generado la “nueva normalidad”.

TV de pago: ¿un mercado en evolución?

Hasta el 2018 el mercado local de TV de pago tenía una década con una curva ascendente. Ese año se llegó al máximo de 2,1 millones de conexiones formales, aunque se calcula que pueden existir un millón más de conexiones pirata o informales. Desde entonces se ha iniciado una curva descendiente que nos ha llevado a cerrar el 2020 con casi el mismo nivel de clientes registrados en el 2017 (1,9 millones), según el registro de Osiptel.

Para el primer trimestre del 2021 se mantiene la tendencia a la baja. El reporte del regulador señala que tenemos 1,940 millones, lo cual es siete mil menos que lo registrado en diciembre del 2020 (1,947 millones). La explicación está en buena medida en el alza de contratación de nuevas alternativas de acceso a videos y series vía Netflix, HBO Go, Disney+, y similares reportada en los últimos dos años.

A nivel de operadores, el liderazgo y participación de mercado se mantiene. Movistar ha ido reduciendo su cuota, pero muy poco si lo comparamos con lo que sucede en otras categorías en las que opera, como la telefonía móvil. En el primer trimestre del 2021 Movistar tuvo 63,13%, apenas dos puntos menos de lo que tenía en el primer trimestre del 2018 (65,43%). Claro TV paso de 9,45% a 8,89% en el mismo lapso mientras que DirecTV elevó su presencia, pasando de 14,42% a 19,09%.

Si observamos el tipo de tecnología empleada, veremos que se ha mantenido una proporción semejante de usuarios de conexión vía cable frente a una menor cantidad de conexiones satelitales. Eso sí, cada tecnología tiene sus propios líderes de mercado. En Tv por cable Movistar tuvo el 76,8% del cuota, seguido de Claro con 11,24%, mientras que en la señal satelital DirecTV alcanzó el 74,18% y era seguido por Movistar con 23,72%.

La evolución ha sido indispensable. Todos los grandes operadores han optado en estos últimos años por adaptar su oferta comercial a las nuevas tendencias de consumo en línea. Se empezó por incorporar el pago en la factura y luego permitir el acceso a la señal de Netflix en los decodificadores de Tv de pago. Además, ellos mismos han lanzado la opción de acceder desde cualquier dispositivo conectado a Internet al contenido que antes solo se accedía desde el televisor. Movistar y DirecTV tienen estas alternativas para sus clientes, al igual que Claro, quien acaba de relanzar su oferta, unificando sus servicios de acceso al video para un múltiple acceso desde cualquier dispositivo en línea.

Telefonía móvil: un mercado que se recupera, de a pocos

El primer trimestre del 2021, pese a que continuó la pandemia por la Covid-19, el mercado de telefonía móvil entró en un proceso de recuperación, tanto en las ventas de equipos como en recargas de saldo prepago. Tal como se pudo apreciar en los reportes financieros de los operadores que cotizan en bolsa, los ingresos mejoraron frente al año anterior y eso mejoró el nivel de ganancia.

En el caso puntual de Movistar, mantuvo su tendencia decreciente en ingresos operativos (ventas) pero logró recuperar su primer lugar de participación en número de líneas contratadas. En el tercer trimestre del 2020 Movistar había llegado a un empate técnico con Claro, pero logró desempatar para el cuatro trimestre de ese año y ha mantenido más de dos puntos porcentuales de diferencia con ellos en el primer periodo del 2020.

A nivel de total de líneas, el mercado ha mostrado una leve recuperación. El 2020 cerró en 39,36 millones de líneas, lo cual era unas 500 mil líneas menos que lo reportado en el 2019. En el 2021 se ha empezado el año con un primer trimestre al alza, llegando a un total de 40, 04 millones, superando incluso lo registrado en el 2019.

La caída del 2020 estuvo explicada por las limitaciones comerciales y la reducción de ingresos que generaron las medidas para controlar la expansión del virus. En su momento más crítico – el segundo trimestre del 2020 – se llegaron a desactivar muchas líneas que fueron reactivadas en la segunda mitad del año.

Los operadores pequeños también registraron un mejor comportamiento este verano. En la actualidad hay dos jugadores que alquilan la red de terceros – OMV – que compiten por un nicho pequeño de mercado. Se trata de Flash y Cuy Movile. En el caso del primero ha pasado de tener un 0,05% de la torta en a mediados del 2020 a un 0,35% al cierre de dicho año y 0,36% en el primer trimestre del 2021. Cuy Movile también ha crecido, pasando de 0,03% en diciembre del 2020 a 0,05% en marzo del 2021.

Cerramos el 2020 con 26,2 millones de accesos a Internet móvil

Según el portal de estadísticas del Osiptel, el 2020 lo cerramos con un alza en la cantidad de líneas móviles que acceden a Internet. Se superaron los 26,2 millones, lo cual significa que se sumaron más de un millón de líneas en el último año (25 millones el 2019).

Para el segundo trimestre del 2020, cuando las medidas adoptadas por el Gobierno para contener la pandemia fueron más estrictas, se dieron de baja miles de líneas, llegando a reportarse solo 22,7 millones activas.

Líneas con Internet móvil según punku.osiptel.gob.pe

Los problemas económicos que generaron las medidas de aislamiento fueron poco a poco superándose con la apertura comercial del tercer trimestre, lo cual también se sintió en el mercado del Internet móvil. La recuperación llevó a cerrar el citado periodo con 24,7 millones de líneas, muy cerca de los valores del 2019.

En el cuarto trimestre, la campaña navideña y la mayor apertura comercial impulsó la contratación de servicios. La necesidad de uso de Internet se hizo latente desde el inicio de la pandemia, pero las dificultades económicas que vivía la población hizo que se postergara la adopción de más servicios. No solo se recuperaron los más de dos millones de líneas que se habían desconectado, sino que se sumó un millón más.

Uno de los grandes saltos se dio en una categoría que no estaba siendo muy dinámica en años anteriores: las conexiones desde otros dispositivos móviles. En nuestro mercado se puede acceder al Internet móvil desde un smartphone o desde otro dispositivo (reuter o usb), que se adquieren de forma independiente (sin celular). Dicha categoría regresó a los números registrados a fines del 2014 y cerró con 360 mil líneas. A fines del 2019 tenían 290 mil.

Si observamos solo las conexiones desde smartphone encontramos que se alcanzaron las 25,8 millones a diciembre del 2020, lo cual refleja un alza de 3,5 millones frente a los 22,3 millones que tenían en el segundo trimestre del mismo año.

A nivel de marcas, Claro toma el liderazgo de esta categoría con 34,05% de participación del mercado de líneas móviles, dejando a Movistar con 33,13%. En tercer lugar está Entel con 17% seguido de Bitel con 15,39%. El operador móvil virtual Flash Móvil tiene 380 mil.

Telefónica pierde S/ 695 millones en el 2020

Telefónica mantuvo la tendencia a la baja en ventas que arrastra desde hace varios años y cerró el 2020 con una pérdida neta de S/695 millones. Así lo establece en la presentación de sus estados financieros a los inversionistas.

Según el reporte presentado ayer, los ingresos del grupo de origen español fueron por S/6.580 millones, lo cual es 16,5% menos de los S/ 7.877 millones facturados en el 2019.

Photo by Santiago Boada on Pexels.com

La venta estuvo liderada por el segmento fijo (servicios de Internet del hogar, TV paga y telefonía fija), que registró ingresos por S/3.541 millones en el balance anual, lo cual es 14% menor a la informado en el 2019. No obstante la reducción total, hubo una ligera recuperación en ventas durante el cuarto trimestre, al concretarse una mayor reactivación de la economía.

En el cuarto trimestre Movistar obtuvo ingresos operativos (ventas) por S/1.676 millones, cifra 2,2% mayor con respecto al trimestre anterior (S/1.640 millones), pero menor de lo reportado en el mismo periodo del 2019 (S/1.877 millones). A nivel de total de líneas móviles también tuvo una recuperación y alcanzó los 10,9 millones de accesos, lo que significó un incremento de +6.2% en comparación con el tercer trimestre del 2020.

Los menores ingresos anuales se explican en parte por las limitaciones comerciales impuestas en el segundo trimestre (no se podía realizar ventas) durante la cuarentena dictada por la Covid-19 y la lenta recuperación de la actividad comercial tras la misma. Telefónica informó que hizo esfuerzos para reducir sus gastos operativos e intensificó la gestión comercial para frenar la caída en ingresos. Destacaron además que no se vieron en la necesidad de incrementar su nivel de deuda financiera bruta y se realizó una inversión de más de S/730 millones en el despliegue de infraestructura.

En el periodo analizado se creó PangeaCo, una empresa que tiene como objetivo llevar Internet de alta velocidad a 4 millones de hogares urbanos en los próximos tres años con fibra óptica. Además continuaron con la expansión de Internet móvil a través de IpT (Internet para Todos), una iniciativa en la que es aliado de Facebook, BID Invest y CAF. Hasta ahora han conectado 11 mil localidades y planean llegar a fines de este año a 30 mil.


¿Qué significa la venta de torres de Telefónica?

Esta semana el grupo Telefónica anunció que firmaba un acuerdo de venta de su división de torres de telecomunicaciones (30.722 emplazamientos) asignadas a Telxius con la sociedad American Tower Corporation (ATC). Se harán dos transacciones separadas e independientes para Europa y Latinoamérica, informaron, sumando un total de 7.700 millones de euros (unos US$9.400 millones).

¿Qué significa esta operación? Para entenderlo es necesario retroceder un poco en el tiempo. Telxius es la empresa que creo en el 2016 el grupo Telefónica para manejar su infraestructura de forma neutra, es decir para tener una entidad que solo se dedique a mantener fibra submarina y antenas. Telxius alquila a los operadores, empezando por el mismo Telefónica, el uso de esta infraestructura.

Photo by Miguel u00c1. Padriu00f1u00e1n on Pexels.com

La decisión de crear esta empresa parte de la tendencia – imperante en el mercado – de separar el negocio del “fierro” de la división de servicios digitales. Otros operadores en el mundo han optado también en los últimos años por separar sus negocios (el caso de Telmex) o trasladarlo a torreras independientes, ajenas al grupo, como hizo Entel.

A enero de 2021 Telxius tenían más de 30 mil estaciones bases de antenas y 100 mil kilómetros de cable submarino de fibra óptica. El 80% de sus estaciones están en España/Alemania y el 20% restante en Brasil, Perú, Chile y Argentina (7.100 torres). ¿Esas son todas las antenas que usa Telefónica? No. El operador tiene en el mundo varias decenas más de estaciones y alquila otras tantas a otros proveedores como el mismo ATC, quien se fortalece con esta venta. Su competidor en Europa, en términos de infraestructura, es Cellnex.

Desde que crearon Telxius, se fueron concretando varias ventas o traspasos de torres. A diciembre tenía 18.348 torres, incluyendo 1,157 torres adquiridas a Telefónica España, Perú y Chile. El 2020 se fueron sumando más antenas, llegando a superar las 30 mil. Entre las últimas transacciones destaca la venta de 1.909 torres de Telefónica Brasil a Telxius o 944 torres de Telefónica del Perú a Telxius Torres Perú S.A.C. En ese tiempo, el grupo español también hizo ventas a otras torreras, como por ejemplo cuando otorgó 2.029 torres de Ecuador y Colombia a Phoenix Tower International por una cantidad cercana a los 290 millones de euros. Y no está descartado que también se deshagan de la fibra de Telxius.

Photo by Artem Beliaikin on Pexels.com

Los operadores se han dado cuenta de que el negocio está en el tráfico de datos, el análisis de la información que deja ese tráfico, los servicios de valor añadido o contenidos soportados en Internet, en suma, en el mundo digital. Antes tener la infraestructura te daba poder en el soporte de la red y el negocio estaba en las llamadas o los consumos por minutos. Ahora es más rentable pagar por el alquiler del “fierro” para centrarse en lo digital (y de paso tener efectivo para amortizar deudas o incrementar la caja).

Telefónica se ha orientado en ese rumbo de desligarse de la infraestructura desde hace varios años atrás y la concreción de esta venta de antenas solo suma en esa tendencia, que va más allá de si permanece operando en nuestra región. Esa, si se diera, sería otra venta.

 

Portabilidad móvil tiene un nuevo líder

En noviembre 390 mil líneas móviles migraron de operador, lo que significa que se mantiene el promedio de migraciones registradas en el tercer trimestre, desde que empezó la reactivación económica. Como se recordará, el cierre total de actividades de la quincena de marzo implicó caer a 265 mil, lo cual era la mitad de lo reportado en febrero y la cuarta parte de lo registrado en el momento más dinámico del 2019 (abril y mayo). En abril no hubo portabilidad y en mayo se reanudaron tímidamente.

Solo en el mes de noviembre el operador que más líneas ganó fue Claro, con un saldo a favor de 32 mil, seguido de Movistar con 6932, Cuy con 1672, Entel con -16 mil y Bitel con -27 mil. Luego de mucho tiempo, los retadores (Entel y Bitel) tienen un saldo negativo y las marcas tradicionales están ambas con balance positivo.

Hasta el 2019, el acumulado de portabilidad móvil desde agosto del 2014 mostraba a Entel como líder, seguido de Claro. Este año la situación ha variado y es Claro quien tiene un acumulado favorable mayor, sobre todo por un impulso prepago. Movistar se mantiene como el operador con mayores pérdidas acumuladas.

A veces una imagen nos muestra de forma más evidente lo que no alcanzan a describir tan gráficamente las palabras. Eso sucede con esta toma al cuadro publicado por Osiptel, en donde vemos los efectos de la evolución de la portabilidad móvil (migración de operador conservando el mismo número) en líneas pospago.

Movistar, en esta gráfica, muestra una mayor proporción de líneas perdidas que el resto de operadores: casi cuatro millones de clientes que se fueron. No solo se trata de que tienen más clientes y, por ende, las volúmenes de migración son mayores, sino de que la proporción entre pospagos ganados y perdidos es menos desproporcionada en los otros jugadores.

Situación inversa presenta Entel, un operador que lanzó su marca en el 2014 y desde entonces tiene un balance pospago positivo, tal como se aprecia en la imagen, y la ganancia de líneas ha sido mayor a la pérdida de las mismas. El otro operador retador, Bitel, tiene una situación pareja, algo que también sucede con Claro: un número similar de líneas ganadas y perdidas.

En líneas prepago la proporción de líneas ganadas versus perdidas es más pareja, pero Entel pasa a ser el que tiene un balance menos favorable, mientras que Claro lidera una mayor proporción de líneas ganadas, tal como se puede apreciar en la imagen.

Empate técnico entre Claro y Movistar: por primera vez se están pisando los talones

Osiptel informó hoy que los resultados del tercer trimestre muestran una notable disminución en la separación entre los líderes del mercado de telefonía móvil: Claro y Movistar. La diferencia es de apenas 0,2%.

La marca de origen español sigue a la cabeza con un 29,8% de participación, pero la brecha se ha reducido notoriamente, ya que Claro alcanzó el 29,6% de la torta.

Un año atrás, en setiembre del 2019, Movistar tenía el 35,34% del mercado mientras que Claro estaba en 28,75%, es decir poco más de seis puntos porcentuales. Entel los seguía con un 19,2% y Bitel en 16,6%.

(Fuente: Osiptel)

A mediados de año – resultados del primer semestre 2020 – la diferencia ya se había acortado, dado que Claro tenía 29,11% mientras que Movistar estaba en 30,88%. Y si se mantiene la tendencia, podrían llegar a ser superados para cierre del 2020.

Los operadores retadores también han ido ganando terreno. Entel tiene al tercer trimestre del presente año 22,48% y Bitel está en 17,3%, lo cual quiere decir que, entre ambos, ya casi tienen el 40% del mercado. En el 2014, cuando entraron al mercado, ambas marcas representaban tan solo el 6%. En dos años llegaron al 20% y a mediados del 2018 ya estaban superando el 30%.

(Fuente: Osiptel)

Esta mayor intensidad competitiva que ha implicado una reconfiguración de la participación de mercado de cada marca, empero, no está acompañada este año por un mayor número de usuarios. Como consecuencia de la pandemia y la crisis financiera asociada a ella, se han dado de baja varios millones de teléfonos.

En la actualidad, según la data proporcionada por Osiptel, tenemos 37,25 millones de líneas activas, lo cual es alrededor de dos millones menos de los 39,84 millones activos reportados en el 2019. La tendencia ya venía a la baja, porque en el 2018 estábamos en 42 millones. Hoy estamos cercanos a los niveles de penetración del 2016 (37,72 millones).

Ingresos de Telefónica continúan con una curva anual descendente

En el tercer trimestre del 2019, según informó Telefónica del Perú a sus inversionistas, se alcanzó una facturación de S/1.640 millones, lo cual es 19% menos de lo reportado en el mismo periodo del 2019 (S/ 2.031 millones).

En el acumulado de enero a setiembre los ingresos fueron por S/4.904 millones, cifra inferior a los S/ 5.999 millones reportados en el mismo periodo del 2019.

La compañía no ha logrado aun revertir los resultados negativos presentados en los reportes de años anteriores y continúa en rojo, aun cuando se han optimizado procesos y reducido los millones perdidos en cada periodo. En el tercer trimestre del 2020 la pérdida neta fue de S/168 millones y en el acumulado enero-setiembre fue de S/500 millones.

La lenta reactivación de la economía posterior al aislamiento social originado por la pandemia ya ha generado algunos progresos y recuperación en el mercado de recargas en el segmento pre-pago, informaron.

En fijos – telefonía, banda ancha y TV – los ingresos del tercer trimestre fueron por S/ 690 millones, 13% menos que en el mismo periodo del 2019, mientras que en el caso de los móviles fueron por S/ 798 millones, lo cual es 14,8% menos que lo generado entre julio y setiembre del año pasado. Los ingresos por venta de equipos cayeron 26,4%.

Como aporte a la comunidad informaron que junto al Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) se conectó a Internet sin costo a 48 centros de salud en Cajamarca y Ayacucho. Además, durante la pandemia conectaron más de 900 comunidades rurales a la red 4G a través Internet Para Todos (IPT), proyecto conjunto con Facebook, BID Invest y CAF.

En el segmento corporativo también se ha sentido el golpe del Covid-19. La división de Datos y Tecnología de la Información reportó ingresos por S/76,9 millones, lo cual es 60% menos de lo registrado en el tercer trimestre del 2019. La explicación recae en la paralización de proyectos debido a la pandemia, resaltaron.