2020: Tráfico en Internet crece, pero se reduce total de conexiones e ingresos

Como era de esperarse, el confinamiento generado por la pandemia impulsó la adopción del teletrabajo y la educación a distancia. Con ello vino un previsible alza en el tráfico de Internet móvil. Según el último reporte de Osiptel, en el tercer trimestre del 2020 un smparthone promedio consume 26.042 MB, cifra bastante superior a los 15.812 MB consumidos en el mismo periodo del 2019 y los 10.246 MB del 2018.

El tráfico de Internet móvil se duplicó de 4 a 8 GB por línea entre el año 2019 y el 2T20, coincide el informe elaborado por DN Consultores. Sin embargo, advierte, el número de conexiones de Internet móvil se redujo durante la primera mitad del presente año, pasando de 25 millones en el 2019 a 22,7 millones al segundo trimestre del 2020.

En el tercer trimestre del 2020 vemos una recuperación en la cantidad de líneas activas, gracias a la paulatina reapertura económica y la recuperación de algunos puestos de trabajo. Según el reporte de Osiptel en setiembre se regresó al 24,4 millones de líneas, sin embargo la penetración del servicio está en 74,6%, valor menor al 79,2% alcanzado a fines del 2019.

El impacto del Covid-19 en los operadores que brindan el servicio va más allá de la reducción en clientes y se traslada a sus ingresos. El reporte de DN Consultores establece que hay una caída sostenida en los ingresos por servicios, la cual es más pronunciada que el descenso en ventas de equipos. Los tres operadores más grandes del mercado (Telefónica, Claro, Entel) tienen hasta el tercer trimestre del 2020 los ingresos más bajos de la década, tal como se aprecia en el siguiente cuadro.

A nivel de liderazgo de marcas, también hay cambios. El reporte de Osiptel nos muestra que al tercer trimestre de este año Claro tiene el 33,69% del mercado de Internet móvil, seguido de Movistar con 32,86%, Entel con 17,11% y Bitel con 16%. En el mismo periodo del 2019, Movistar lideraba la torta con el 36,79%, mientras que Claro tenía 32,81%.

También ha variado el tipo de tecnología empleada, lo que influye en la velocidad de navegación. Osiptel establece que en el tercer trimestre del 2020 accedieron desde 4G LTE el 76,2% de los teléfonos. En el mismo periodo del 2019 el acceso a 4G fue de 69,65%. En setiembre del 2018 se estaba en 57,96%.

Empate técnico entre Claro y Movistar: por primera vez se están pisando los talones

Osiptel informó hoy que los resultados del tercer trimestre muestran una notable disminución en la separación entre los líderes del mercado de telefonía móvil: Claro y Movistar. La diferencia es de apenas 0,2%.

La marca de origen español sigue a la cabeza con un 29,8% de participación, pero la brecha se ha reducido notoriamente, ya que Claro alcanzó el 29,6% de la torta.

Un año atrás, en setiembre del 2019, Movistar tenía el 35,34% del mercado mientras que Claro estaba en 28,75%, es decir poco más de seis puntos porcentuales. Entel los seguía con un 19,2% y Bitel en 16,6%.

(Fuente: Osiptel)

A mediados de año – resultados del primer semestre 2020 – la diferencia ya se había acortado, dado que Claro tenía 29,11% mientras que Movistar estaba en 30,88%. Y si se mantiene la tendencia, podrían llegar a ser superados para cierre del 2020.

Los operadores retadores también han ido ganando terreno. Entel tiene al tercer trimestre del presente año 22,48% y Bitel está en 17,3%, lo cual quiere decir que, entre ambos, ya casi tienen el 40% del mercado. En el 2014, cuando entraron al mercado, ambas marcas representaban tan solo el 6%. En dos años llegaron al 20% y a mediados del 2018 ya estaban superando el 30%.

(Fuente: Osiptel)

Esta mayor intensidad competitiva que ha implicado una reconfiguración de la participación de mercado de cada marca, empero, no está acompañada este año por un mayor número de usuarios. Como consecuencia de la pandemia y la crisis financiera asociada a ella, se han dado de baja varios millones de teléfonos.

En la actualidad, según la data proporcionada por Osiptel, tenemos 37,25 millones de líneas activas, lo cual es alrededor de dos millones menos de los 39,84 millones activos reportados en el 2019. La tendencia ya venía a la baja, porque en el 2018 estábamos en 42 millones. Hoy estamos cercanos a los niveles de penetración del 2016 (37,72 millones).

Entel reporta mejoras en resultados financieros del tercer trimestre

La reactivación de la economía se ha sentido de forma favorable en Entel, según reportaron a sus inversionistas. En la mayoría de indicadores financieros del tercer trimestre están en valores semejantes a los niveles pre-pandemia (primer trimestre 2020) y si bien en el acumulado enero-setiembre se tiene un leve decrecimiento al reportar US$576 millones frente a US$585 millones del mismo periodo del 2019, las ganancias menos impuestos (EBITDA) se han casi duplicado.

Entre julio y setiembre elevaron en 15% sus clientes pospago (3,36 millones de líneas) frente al mismo periodo del año pasado. En prepago la base de clientes (4,4 millones) se mantuvo casi plana frente al 2019, pero con una visible mejora frente al segundo trimestre y un mayor nivel de recarga.

El gasto promedio por usuario (ARPU) entre julio y setiembre pasó a US$ 5,26, lo cual significa que se recuperó luego de la baja del segundo trimestre del 2020 (US$4,82) y llegó a ser superior en 4% a lo registrado en el tercer trimestre del 2019 (US$5,04).

A nivel de ingresos informaron que se tuvo un aumento del 7% en moneda local (US$212,6 millones), gracias a la mejora en ingresos de los servicios móviles (8%) y el efecto de la venta de torres en el trimestre (US$3,5 millones). En cuanto a la venta de equipos, debido en parte a la apertura de tiendas físicas, mejoró un 9%.


			

Ingresos de Telefónica continúan con una curva anual descendente

En el tercer trimestre del 2019, según informó Telefónica del Perú a sus inversionistas, se alcanzó una facturación de S/1.640 millones, lo cual es 19% menos de lo reportado en el mismo periodo del 2019 (S/ 2.031 millones).

En el acumulado de enero a setiembre los ingresos fueron por S/4.904 millones, cifra inferior a los S/ 5.999 millones reportados en el mismo periodo del 2019.

La compañía no ha logrado aun revertir los resultados negativos presentados en los reportes de años anteriores y continúa en rojo, aun cuando se han optimizado procesos y reducido los millones perdidos en cada periodo. En el tercer trimestre del 2020 la pérdida neta fue de S/168 millones y en el acumulado enero-setiembre fue de S/500 millones.

La lenta reactivación de la economía posterior al aislamiento social originado por la pandemia ya ha generado algunos progresos y recuperación en el mercado de recargas en el segmento pre-pago, informaron.

En fijos – telefonía, banda ancha y TV – los ingresos del tercer trimestre fueron por S/ 690 millones, 13% menos que en el mismo periodo del 2019, mientras que en el caso de los móviles fueron por S/ 798 millones, lo cual es 14,8% menos que lo generado entre julio y setiembre del año pasado. Los ingresos por venta de equipos cayeron 26,4%.

Como aporte a la comunidad informaron que junto al Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) se conectó a Internet sin costo a 48 centros de salud en Cajamarca y Ayacucho. Además, durante la pandemia conectaron más de 900 comunidades rurales a la red 4G a través Internet Para Todos (IPT), proyecto conjunto con Facebook, BID Invest y CAF.

En el segmento corporativo también se ha sentido el golpe del Covid-19. La división de Datos y Tecnología de la Información reportó ingresos por S/76,9 millones, lo cual es 60% menos de lo registrado en el tercer trimestre del 2019. La explicación recae en la paralización de proyectos debido a la pandemia, resaltaron.

Claro disminuye su caída de ingresos en el tercer trimestre del 2020

Los ingresos locales de Claro en el tercer trimestre del 2020 fueron por S/1.260 millones, lo cual es 3,6% menos que lo reportado en el mismo periodo del 2019. Dicha baja es menor de la registrada en el segundo trimestre (-17,7%) y se explica por la paulatina apertura comercial experimentada en el país.

Así lo reportó a sus inversionistas América Móvil, titular de la marca Claro en el Perú, quien ha visto poco a poco recuperada la demanda en todos los países en los que opera (25).

El reporte precisa que obtuvieron 237 mil líneas prepago móviles en el país y desconectaron 72 mil clientes pospago. Esto ha permitido que el saldo total de líneas sea de 10,5 millones, cifra que es 9,2% menos que lo reportado en el tercer trimestre del 2019.

El sector más positivo para Claro en este periodo ha sido el de líneas fijas, sobre todo en banda ancha residencial, que ha experimentado un importante incremento en la demanda. Según informaron, los ingresos se elevaron 17,6%, lo cual es superior al crecimiento del segundo trimestre del 2020 (11%).

“El crecimiento de los ingresos de banda ancha se aceleró durante seis trimestres consecutivos hasta 42,3% (con un 32,9% en el trimestre anterior)”, destacaron.

La baja en consumo en líneas prepago o la migración de clientes pospago a prepago, originadas por la crisis económica que trajo la pandemia, se ha visto en parte compensada. Por un lado están los mejores ingresos en redes fijas (se han sumado 70 mil conexiones) y por otro una recuperación en la venta de equipos (se pasó de -76,4% en segundo trimestre a -23,1% en el tercero). También ha contribuido la mejora en el gasto promedio por usuario (Arpu), que está ahora en S/23.

Todo ello ha permitido que la ganancia menos impuestos (EBITDA) aumente un 10,2% año contra año y llegue a S/435 millones de soles. Aclararon que esta mejora se logra gracias a un esfuerzo por el control de costos, menores subsidios para teléfonos móviles y el ya mencionado crecimiento de los ingresos por servicios de línea fija.

Reducción de precios facilitó mayor conectividad del 2019

La semana pasada Osiptel informó a la prensa que los niveles de conectividad habían mejorado el año pasado, incluso en los sectores de menores recursos económicos. Pese a la desaceleración económica y la reducción en consumo masivo del 2019, hubo más gente con smartphone y mayor conectividad.

La explicación podría estar, en parte, por el descubrimiento de los beneficios prácticos que conlleva tener acceso a Internet, pero no es solo eso. Los precios de la conectividad se han ido reduciendo, volviéndolo más asequible. Así lo revela la encuesta Erastel que realizó Osiptel a fines del 2019 e inicios del 2020 en 12 mil hogares.

El estudio muestra que entre 2018 y 2019 se pasó de un 73% a un 76% de penetración de Internet, es decir tres puntos porcentuales más que vienen acompañados con una reducción en el gasto por el consumo, según declararon los encuestados por Osiptel.

Los hogares que tienen cuatro servicios (Tv paga, Internet, telefonía fija y móvil) bajaron en un año su gasto mensual promedio en unos S/31 (de S/275 a S/244), mientras que quienes tienen tres servicios lo redujeron en S/12 (de S/132 a S/120). Esto se acompaña con un mayor consumo de datos (más megas o gigas contratados) por menor precio.

Valga recordar que la disminución en el precio por mega al navegar ya traía esa tendencia decreciente en los últimos cinco años años dada la intensa competencia en el segmento móvil. El precio de la Internet ha bajado un 93% en cuatro años. Durante el 2015, el costo por mega era de S/0.06, pero en el 2019 el precio promedio pasó a S/0.004. Y según Rafael Muente, presidente de Osiptel, esta tendencia a la baja se mantiene en el 2020.

Ante esto no es de extrañar que las “razones involuntarias” ligadas al presupuesto para conectarse hayan ido disminuyendo. En el 2018 el 36% no contrataba Internet fijo porque no tenía dinero suficiente o no lo sabía usar.

En el 2019 se reduce la proporción y solo el 33% argumenta dichos motivos. En el mundo móvil pasamos de 35,2% a 29,1%, una reducción de casi seis puntos porcentuales, lo cual puede llevar a inducir que dichos obstáculos fueron superados.

Photo by Wendy Wei on Pexels.com

La penetración del smartphone se ha mantenido al alza en los hogares pese a que hubo una menor subvención por parte de los operadores y menor importación de equipos. Según Dominio Consultores, el 2019 se importaron 16,5% menos unidades de smartphones que en el 2019 (1,8% en valores).

Este año la consultora establece que se mantiene la tendencia a la baja y se importaron casi 800 mil equipos menos: entre enero y agosto del 2019 ingresaron 4,80 millones de celulares, mientras que en el mismo periodo del 2020 se reportaron 4,06 millones.

La mayor tenencia de smartphone sigue al alza porque existen opciones alternativas a la compra de un equipo nuevo: está desde la venta de segunda mano hasta las “herencias”. Este año en particular se han incrementado los nuevos usuarios de smarphone para asistir a clases.

El smartphone sigue siendo el principal elemento de conectividad de los hogares. La encuesta de Osiptel muestra que por cada siete hogares con un smartphone, hay una familia que usa una tablet. Al 2018 teníamos 7,07 millones de hogares con smartphone y para el 2019 fueron 7,65 millones.

Las tabletas, en cambio, se redujeron y pasaron de 1,50 millones de uso en hogares el 2018 a 1,16 millones el 2019 y las laptops de 2,88 millones a 2,29 millones. Eso quiere decir que la penetración de smartphone casi triplicó la de laptops. Y podríamos inducir que, aun cuando se reduce el ingreso de nuevos equipos, el mercado de segunda se mantiene dinámico.

Se reducen en dos millones el total de líneas móviles con acceso a Internet

Durante la pandemia, que arrancó en marzo, se intensificó la necesidad de usar Internet para acceder a los programas de educación a distancia y realizar el trabajo remoto, dadas las disposiciones de aislamiento social. En muchos hogares se uso más que nunca la conexión a Internet para aprender, trabajar y entretenerse.

Sin embargo, el golpe económico y el alto nivel de desempleo afectó el consumo y no solo se tuvo menos capacidad de gasto, sino que se llegaron a dar de baja miles de líneas de telefonía móvil.

Según los últimos reportes de Osiptel, se han reducido en más de dos millones las líneas móviles que acceden a Internet. A marzo del 2020 teníamos 24,9 millones de líneas activas que navegaban en la web. En junio la cifra descendió a 22,7 millones, es decir los niveles del 2018.

Si hablamos solo de celulares se pasó de 24,6 millones a 22,4 millones de líneas. El resto de enlaces móviles se realizaron a través de otros dispositivos (usb, modems, etc.) y también descendieron, pasando de 290 mil en marzo a 260 mil en junio.

Si hablamos de penetración del servicio de navegación, se pasó de un 79,6% del total de líneas móviles a un 72,4%, es decir los niveles alcanzados a fines del 2017. Esto es consecuencia de las líneas dadas de baja.

El tráfico, sin embargo, se ha movido a la inversa: subió sustancialmente. Pese a que hay menos líneas conectadas, quienes se mantuvieron con el servicio intensificaron su uso para trabajar, estudiar o relajarse.

Las cifras de Osiptel nos muestran que el tráfico promedio por línea era de 16.375 MB en el primer trimestre del 2020. Para el segundo trimestre la cifra sube a unos 23.521 MB. En el tráfico total de todas las líneas se pasa de 402.407 millones de MB a 527.677 millones en el mismo lapso, es decir el tráfico se elevó más de un 25%.

También se elevó la cantidad de conexiones que usaban la tecnología 4G LTE este año. Según los datos de Osiptel, en el segundo trimestre del 2019 se tenía un 66% de líneas usando LTE. Para el primer trimestre del 2020 estábamos en 74,7% y en el segundo trimestre se llegó a 75,7%.

Otra variación atípica está en la participación de mercado de los diferentes operadores móviles. Claro tiene en junio del presente año el liderazgo en celulares con conexión a Internet, con 35,2%, seguido de Movistar con 33,7%, Entel en 17,3% y Bitel en 13,8%. En el mismo periodo del 2019 el líder era Movistar con 38,3%, seguido de Claro con 32%.

Resultado de la pandemia: 2,8 millones de líneas menos

Cuando se hablaba de China y los efectos de la pandemia en el campo económico, se llegó a mencionar, con alarma, una baja de cinco millones de líneas móviles. Los más suspicaces hablaban de la cifra real de fallecidos y la asociaban a la baja en clientes telefónicos.

Más allá de las vueltas que le damos al cotejo de cifras reales frente a las registradas, lo cierto es que los problemas económicos hacen que quien tenía dos líneas, se quede con una o ninguna, en el peor de los casos. En nuestro país esa baja en tenencia de líneas se ha sentido.

En el 2018, cuando el consumo estaba en su mejor momento, habíamos llegado a superar los 42 millones de líneas móviles. Cifra muy positiva si consideramos que solo tenemos unos 32 millones de habitantes, incluidos niños con menos de cinco años, que no usan celular.

En el 2019 la desaceleración económica se sintió en el mercado móvil y cerramos el año con 39,8 millones, lo cual significó una baja de poco más de dos millones de líneas en un año. En el 2020, dada la pandemia, la cifra ha seguido descendiendo.

Según Osiptel, al cierre de junio del 2020 tenemos 37 millones de líneas activas, lo cual implica haber perdido 2,8 millones en la primera mitad del año. Como la economía y el comercio se ha ido reactivando, se podría esperar que ya no continúe esta curva acelerada de pérdidas, pero nada esta dicho aun.

La penetración sigue arriba del 100% (118%), lo cual refleja que todavía hay varios usuarios con dos líneas, pero no se puede negar que varios clientes cayeron en morosidad desde marzo y, dado el alto nivel de desempleo y la autorización a suspender el servicio por falta de pago, se quedaron sin comunicación por el momento.

El regulador incluye cuadros por operador, donde se pueden ver las pérdidas de forma separada. En ellos observamos que, al segundo trimestre del 2020, Movistar tiene 11,4 millones de líneas móviles activas, alrededor de un millón menos de lo registrado en el primer trimestre del mismo año.

Claro tiene 10,7 millones de líneas móviles, lo cual lo mantiene en el segundo lugar, porque también ha perdido más de un millón de clientes. Entel sigue tercero en participación con 7,9 millones, pero perdió bastante menos: unas 250 mil. Bitel en cambio, no perdió clientes sino que ganó casi cien mil.

La participación de mercado entonces se mantiene con Movistar en primer lugar (30,8%) seguido muy de cerca por Claro (29,11%). Juntos aun representan el 60% del mercado, lo cual es casi 35 puntos porcentuales menos de lo que juntos tenían a mediados del 2014.

Entel tiene ahora el 21,5%, lo cual es un punto porcentual más que el primer trimestre del 2020. Bitel también ganó un punto porcentual y se situa en el 18,4%. Los OMV, como Cuy Movil, todavía no ganan una participación significativa en el mercado.