TV de pago: ¿un mercado en evolución?

Hasta el 2018 el mercado local de TV de pago tenía una década con una curva ascendente. Ese año se llegó al máximo de 2,1 millones de conexiones formales, aunque se calcula que pueden existir un millón más de conexiones pirata o informales. Desde entonces se ha iniciado una curva descendiente que nos ha llevado a cerrar el 2020 con casi el mismo nivel de clientes registrados en el 2017 (1,9 millones), según el registro de Osiptel.

Para el primer trimestre del 2021 se mantiene la tendencia a la baja. El reporte del regulador señala que tenemos 1,940 millones, lo cual es siete mil menos que lo registrado en diciembre del 2020 (1,947 millones). La explicación está en buena medida en el alza de contratación de nuevas alternativas de acceso a videos y series vía Netflix, HBO Go, Disney+, y similares reportada en los últimos dos años.

A nivel de operadores, el liderazgo y participación de mercado se mantiene. Movistar ha ido reduciendo su cuota, pero muy poco si lo comparamos con lo que sucede en otras categorías en las que opera, como la telefonía móvil. En el primer trimestre del 2021 Movistar tuvo 63,13%, apenas dos puntos menos de lo que tenía en el primer trimestre del 2018 (65,43%). Claro TV paso de 9,45% a 8,89% en el mismo lapso mientras que DirecTV elevó su presencia, pasando de 14,42% a 19,09%.

Si observamos el tipo de tecnología empleada, veremos que se ha mantenido una proporción semejante de usuarios de conexión vía cable frente a una menor cantidad de conexiones satelitales. Eso sí, cada tecnología tiene sus propios líderes de mercado. En Tv por cable Movistar tuvo el 76,8% del cuota, seguido de Claro con 11,24%, mientras que en la señal satelital DirecTV alcanzó el 74,18% y era seguido por Movistar con 23,72%.

La evolución ha sido indispensable. Todos los grandes operadores han optado en estos últimos años por adaptar su oferta comercial a las nuevas tendencias de consumo en línea. Se empezó por incorporar el pago en la factura y luego permitir el acceso a la señal de Netflix en los decodificadores de Tv de pago. Además, ellos mismos han lanzado la opción de acceder desde cualquier dispositivo conectado a Internet al contenido que antes solo se accedía desde el televisor. Movistar y DirecTV tienen estas alternativas para sus clientes, al igual que Claro, quien acaba de relanzar su oferta, unificando sus servicios de acceso al video para un múltiple acceso desde cualquier dispositivo en línea.

El 70% de hogares peruanos está listo para la señal de TV digital, según Osiptel

La historia de la instalación de la TV digital en el país, con sus continuas postergaciones del apagón de la señal de TV analógica, están entre las que menos orgullo nos pueden hacer sentir. Una de las razones esgrimidas para la continua postergación ha sido que la población no estaba preparada, es decir, no tenía los equipos necesarios para recibir dicha señal.

Cuando quien emite el mensaje – un canal de TV abierta como TV Perú, por ejemplo, lo hace usando una señal analógica, todos los TV con antena la pueden recibir. Si están muy lejos reciben la señal medio difusa, pero la reciben. En cambio con la señal digital, que reduce toda imagen y audio a 1y 0 al enviarla, si no estas en área o no tienes los receptores debidos no recibes nada de nada.

Que todo el país deje de usar la señal analógica y solo use la digital – el llamado apagón analógico – requiere que todos los televidentes tengan los receptores adecuados: un TV listo para recibir la señal digital del estándar japonés o un aparato llamado decodificador que traduzca la señal.

El problema en el Perú es que se estuvo importando televisores HD pantalla plana y digitales que no recibían la señal de estándar japonés, lo cual hacía imposible que pudieran recibir los programas de señal abierta, como TV Perú, aun cuando la TV paga (Movistar por ejemplo) se veía bien. Ese problema fue resuelto ya y solo ingresan los TV listos desde el 2018.

¿Estamos listos ya como país para el apagón analógico? Esa es la gran pregunta que ha implicado variedad de estudios de mercado de diferentes analistas en los últimos años. En esta oportunidad Osiptel ha incluido la pregunta en su encuesta anual de hogares Erastel, realizada a fines de diciembre del 2019 y las dos primeras semanas de enero.

Erastel muestra que el 70% de los televidentes manifestó estar listo para recibir la señal digital local, lo cual es casi siete puntos porcentuales más que lo reportado en el 2018 o el 2016.

Lo que más se ha elevado es el porcentaje de hogares a nivel nacional que tienen un TV listo para la señal digital: se pasó de 40,9% en el 2016 a 54% en el 2019. La proporción de los que usan un decodificador externo al TV paso de 23,8% a 16,6% en el mismo periodo, es decir hubo muchos que dejaron ese dispositivo y lo reemplazaron con un nuevo TV listo para el apagón.

En el 2013 se esperaba iniciar el apagón analógico para el 2020. Hoy ha sido postergada para el 2022.

De los 9,03 millones de hogares con TV en el 2019, al menos 4,8 millones tienen ya un TV digital. El gran pendiente es ese 29,4% que no tiene ni idea del apagón ni si su televisor estará listo para ello cuando llegue el momento, que es gradual por zonas, empezando por Lima.

Por lo pronto, en febrero de este año, se ordenó mediante decreto postergar (una vez más) hasta el cuarto trimestre del 2022 la implementación de la Televisión Digital Terrestre (TDT) en Lima y Callao.