TV de pago: ¿un mercado en evolución?

Hasta el 2018 el mercado local de TV de pago tenía una década con una curva ascendente. Ese año se llegó al máximo de 2,1 millones de conexiones formales, aunque se calcula que pueden existir un millón más de conexiones pirata o informales. Desde entonces se ha iniciado una curva descendiente que nos ha llevado a cerrar el 2020 con casi el mismo nivel de clientes registrados en el 2017 (1,9 millones), según el registro de Osiptel.

Para el primer trimestre del 2021 se mantiene la tendencia a la baja. El reporte del regulador señala que tenemos 1,940 millones, lo cual es siete mil menos que lo registrado en diciembre del 2020 (1,947 millones). La explicación está en buena medida en el alza de contratación de nuevas alternativas de acceso a videos y series vía Netflix, HBO Go, Disney+, y similares reportada en los últimos dos años.

A nivel de operadores, el liderazgo y participación de mercado se mantiene. Movistar ha ido reduciendo su cuota, pero muy poco si lo comparamos con lo que sucede en otras categorías en las que opera, como la telefonía móvil. En el primer trimestre del 2021 Movistar tuvo 63,13%, apenas dos puntos menos de lo que tenía en el primer trimestre del 2018 (65,43%). Claro TV paso de 9,45% a 8,89% en el mismo lapso mientras que DirecTV elevó su presencia, pasando de 14,42% a 19,09%.

Si observamos el tipo de tecnología empleada, veremos que se ha mantenido una proporción semejante de usuarios de conexión vía cable frente a una menor cantidad de conexiones satelitales. Eso sí, cada tecnología tiene sus propios líderes de mercado. En Tv por cable Movistar tuvo el 76,8% del cuota, seguido de Claro con 11,24%, mientras que en la señal satelital DirecTV alcanzó el 74,18% y era seguido por Movistar con 23,72%.

La evolución ha sido indispensable. Todos los grandes operadores han optado en estos últimos años por adaptar su oferta comercial a las nuevas tendencias de consumo en línea. Se empezó por incorporar el pago en la factura y luego permitir el acceso a la señal de Netflix en los decodificadores de Tv de pago. Además, ellos mismos han lanzado la opción de acceder desde cualquier dispositivo conectado a Internet al contenido que antes solo se accedía desde el televisor. Movistar y DirecTV tienen estas alternativas para sus clientes, al igual que Claro, quien acaba de relanzar su oferta, unificando sus servicios de acceso al video para un múltiple acceso desde cualquier dispositivo en línea.

Decrecen los suscriptores de TV paga mientras Netflix gana una mayor penetración

El 2019 fue un buen año para las plataformas de streaming de videos, como Netflix y sus pares. Según Osiptel, en la encuesta anual a hogares Erastel se observa que Netflix y similares pasaron de un 10,8% de penetración en hogares el 2018 a un 15,4% a fines del 2019.

En cuanto a todas las plataformas de streaming, la encuesta muestra que era usada exclusivamente como forma de acceso a videos de entretenimiento por el 2,1% de hogares en el 2018. En el 2019 esta cifra se duplicó y ya representa el 5,1%.

También se ha empezado a reducir el volumen de hogares que solo usan TV Paga y crece aquellos que comparten ambos productos y suman el streaming a su parrilla de entretenimiento. Pasamos del 8,7% al 10,3% en un año, según la encuesta del regulador. Y si bien aun no se tienen cifras de las contrataciones locales durante la pandemia, Netflix calcula un alza del 25% interanual en Latinoamérica.

Sin embargo, pese a la ofensiva de Netflix y todos los competidores de contenido streaming, incluyendo en noviembre la llegada del popular Disney +, las contrataciones de TV Paga por cable o satélite, si bien han bajado, su caída no han sido tan dramática.

Según los reportes del Osiptel, se dieron de baja más de dos millones de líneas móviles debido a la crisis económica que acompaña la emergencia sanitaria este año, pero este efecto no se sintió de un modo tan intenso entre los clientes de Tv Paga y en el primer semestre del 2020 se registró 1,96 millones de suscriptores, una baja de tan solo unos 30 mil clientes.

De acuerdo al regulador, en los últimos diez años este mercado mantuvo una curva creciente de usuarios de Tv Paga hasta el 2019, que tuvo su primer reporte de decrecimiento. En el 2018 había cerrado el año con 2,1 millones de clientes y pasó a 1,99 millones en diciembre del 2019 [son los suscriptores reportados por las empresas, no respuestas a encuestas].

En la encuesta Erastel del Osiptel, se puede apreciar de forma más tangible la baja en suscriptores de Tv Paga en términos porcentuales por familias. A fines del 2019 se tenía una penetración en hogares del 38,5%, casi tres puntos menos del 41% del 2018 y bastante más lejos del 48% del 2017. Se trata de 10 puntos porcentuales en dos años.

A inicios de este año podría haberse presentado una ligera recuperación. Si miramos las cifras del Inei, en el primer trimestre del año repetíamos las cifras de penetración del 2018. De acuerdo a ellos, en el primer trimestre del 2018 el 41,1% de los hogares encuestados por el INEI tenía Tv Paga, cifra que había bajado a 40,6% en el mismo periodo del 2019 y se habría recuperado hasta el 41% en el verano pre-covid del 2020.